7 Maneras En Que La Biblia Ayuda A Su Vida De Oración

Por:  Scott Pauley

Todos sabemos que debemos orar cada día más. Todos queremos orar más efectivamente. ¿No sería maravilloso si Dios escribiera un manual sobre la oración?

De hecho, ¡Él tiene! El libro de oraciones más completo y poderoso del mundo. Si quiere ser una persona de oración, entonces debe ser un biblista. La vida de George Mueller ilustró esta conexión. Oró en provisión por cientos de huérfanos y vio respuestas milagrosas a la oración durante toda su vida. ¿El secreto? Comenzó cada mañana de rodillas con una Biblia abierta haciendo que su propio corazón en Jesús encontrara una promesa que podría reclamar ese día.

Mientras más atención preste a leer y meditar en la Palabra de Dios, más vera que su vida de oración se transformara. Aquí hay siete maneras en que esto sucede:

  1. La Palabra de Dios le inspirará a orar.

A medida que lea sobre la grandeza de Dios y las grandes respuestas a la oración por el pueblo de Dios, encontrará un creciente deseo de hablar con el Señor. “Señor, enséñanos a orar” (Lucas 11: 1).

  1. La Palabra de Dios le instruirá en la oración.

La Escritura está llena de pautas específicas para orar correctamente. El Dios que escucha y contesta la oración es la autoridad sobre cómo preparar su corazón para la oración y cómo orar de una manera que lo honre.

  1. La Palabra de Dios dará esencia a tus oraciones.

Mientras leemos la Biblia, el Señor nos habla y nos muestra la verdad. ¡Ore por lo que está leyendo hoy! De esta manera, la lectura de la Biblia y la oración se convierten en una conversación real con el Dios.

  1. La Palabra de Dios responderá muchas de las cosas por las que estás orando.

Nuestras preguntas, dudas y temores a menudo son atendidos cuando leemos la Palabra de Dios. Un hombre de oración dijo, cerca del final de su vida que, si pudiera volver a hacerlo, le habría dado más tiempo a lectura de la Biblia. Cuando se le preguntó por qué, dijo que muchas de las cosas por las que pasaba su tiempo orando se encontraban justamente en la Palabra de Dios. Es posible que la respuesta a sus oraciones ya se encuentre en la Biblia.

  1. La Palabra de Dios le dará fe para orar fortalecido.

¡Las promesas de Dios están ahí para que podamos asirnos! “La fe viene por oír y por la palabra de Dios” (Romanos 10:17).

  1. La Palabra de Dios evitará que pida algunas cosas.

La verdad purifica todo y santifica la vida de oración. La Palabra de Dios pone nuestros ojos en Dios y fuera de nosotros mismos. Si quieres saber lo que Dios está pensando, lee la Biblia, y si quieres pensar como Dios piensa … ¡sigue leyendo!

  1. La Palabra de Dios renovará su mente para que pueda hablar con un Dios santo.

La Escritura señala nuestro pecado para que pueda ser confesado. También limpia la contaminación que se acumula en nuestros pensamientos. Efesios 5:26 dice que Dios nos limpia: » en el lavamiento del agua por la palabra». Esto es lo que quiso decir el salmista cuando dijo: ¿Con qué limpiará el joven su camino?  Con guardar tu palabra.» prestándole atención a según su palabra ”(Salmo 119: 9).

Sin duda, hay muchas otras formas en que las Escrituras nos ayudan a orar. Pero hay una verdad para todos nosotros: aprendemos a encontrarnos con Dios en Su Palabra. Preste más atención a la Biblia y encontrará que el Dios de la Palabra comenzará a convertirle en una persona de oración.

4 Lecciones de Jericó

Por: Scott Wenda

La revista Time no ha sido conocida normalmente por ser un firme partidaria de las Escrituras, pero el 5 de marzo de 1990 publicaron un artículo en su columna de ciencia. “Ciencia: ¡Anota uno para la Biblia! Nuevas pistas apoyan la historia de Josué en las paredes de Jericó «.

A lo largo de los años, los arqueólogos han llegado a conclusiones diferentes sobre Jericó. Jericó es la segunda ciudad más excavada en la tierra Santa, superada solo por Jerusalén. El (montículo) de 3 y media hectáreas, ha sido examinado por alemanes, británicos, estadounidenses, palestinos e israelíes.

Sorprendentemente, todos los arqueólogos están de acuerdo con muchas conclusiones:

  • La ciudad fue destruida repentinamente (probablemente por un terremoto).
  • La ciudad fue quemada después de que fue destruida.
  • La ciudad fue destruida a finales de primavera (después de la cosecha).
  • La ciudad estaba bien provista de comida y agua.

La discrepancia fue el momento de su caída. La arqueóloga Kathleen Kenyon concluyó en la década de 1950 que Jericó cayó en 1550 aC, 150 años antes de la llegada de Josue en 1406 A.C. Ella basó esta conclusión en la ausencia de cerámica importada de Chipre. Desde que encontró la cerámica chipriota en Meguido, esperaba encontrarla en Jericó. En el área pequeña de su trabajo, no encontró ninguna. Luego vino el Dr. Bryant Wood, un antiguo experto en alfarería cananea que examinó la cerámica de Jericó que se encontró durante varias décadas y confirmó que la cerámica era de Chipre desde la Edad del Bronce y que en realidad estaba en el momento de Josué. Otros hallazgos incluyeron escarabajos con los nombres de Faraón que gobernaron desde el período de 1550 aC – 1400 aC. Slam dunk, la arqueología confirma la victoria de Josué en Jericó y sus muros derrumbados. También hay una pequeña sección en el lado norte de la ciudad donde el muro todavía está intacto: debe ser el vecindario de Rahab construido en el muro, tal como lo dice la Biblia. Pero, ¿qué significa para mí esta historia de 3.000 años?

1. PONGA A DIOS PRIMERO: DIEZMO

El oro y la plata debían ir al tesoro del Señor, Josué 6:24. Jericó era el diezmo, las primicias. Al no tomar el botín de la batalla para sí mismos, ellos aceptaban que: «Dios era primero en sus vidas».

2. ENFRÉNTESE A SUS MAYORES OBSTÁCULOS OBEDECIENDO

Lo que pudo haberle parecido tonto a Josué le trajo una gran victoria. En pocas palabras, ¡aprenda lo que Dios dice y obedezca lo que Dios dice! Sus victorias en Jericó solo se ganarán cuando seamos fieles a Dios y su Palabra.

3. CREER QUE DIOS GUARDARÁ SUS PROMESAS

Hebreos 11:30 Por la fe cayeron los muros de Jericó después de rodearlos siete días.

Si verdaderamente creemos en Dios, nuestro deseo será obedecer Sus mandamientos. Hagamos nuestra parte y confiemos en Dios para que haga su parte. La obediencia es la evidencia de nuestra fe según Santiago 2:26. Cuando se enfrentas a situaciones imposibles, puede confiar en que el Señor te ayudará.

4. DIOS PUEDE PERDONAR CUALQUIER TIPO DE PECADO

Una mujer llamada Rahab, que había arruinado su vida en el pecado, decidió poner su fe en el Dios verdadero. La tradición judía dice que se casó con uno de los dos espías que escondió. ¿Qué dice la biblia? Tres veces en el Nuevo Testamento recordamos la fe de Rahab y la bondad amorosa de Dios. Rahab se convirtió en la tatarabuela del rey David (ver Mateo 1: 5). Ella es un ejemplo de una fe genuina que funciona en Santiago 2:25. Y ella se destaca en hebreos 11:31 por su fe salvadora.

Un Dios Grande, Un Mundo Grande: Podemos Hacer Una Gran Diferencia

¡Dios desea usarle!

Por:  Dr. Mike Edwards

Recientemente me encontré mirando por la ventana de mi cabaña una nevada hermosa y fresca del norte de Arizona. Estaba en ese lugar de gran belleza natural para predicar a un grupo de hombres cristianos, desafiándolos a permitir que el Señor los use de maneras aún mejores. ¡Qué lugar tan apropiado: ¡montañas, pinos luces, alces, comida y compañerismo con buenos hombres!

Qué diferente era desde mi perspectiva, soy un hombre de ciudad, nacido sobre asfalto y acostumbrado a ministrar a los urbanitas. Mientras pensaba en este contraste, ¡se me ocurrió cuán pequeño soy y cuán grande es mi Dios! ¡Cuán vasta y diversa su creación, y cuán grande es su comprensión y amor por todos los lugares y todas las personas! Como el salmista, quiero exclamar:

Salmo 8:4 Dice: ¿Qué es el hombre, para que tengas de él memoria, ¿Y el hijo del hombre, para que lo visites?

¡Que el Dios de la creación permita que hombres como yo hablen por Él es asombroso! Hay tantos lugares y tantas personas que necesitan escuchar a nuestro bondadoso Señor. Debemos aprovechar cada oportunidad para dar testimonio de Él. Déjame animarle, que donde quiera que se encuentre usted debería:

VER AL SEÑOR

Contemplo esta escena majestuosa de montañas y bosques, y la mano creativa y el poder de Dios se hacen manifiestos. Su firma está en cada ladera, en cada imponente grupo de árboles, y lo oigo en cada arroyo. Él conoce este lugar y ama a las personas que lo llaman hogar. Sin embargo, también es consciente de cada calle de la ciudad; Es compasivo con aquellos que corren por sus aceras llenas de gente. Cuando levantan la vista y ven los rascacielos en los horizontes lejanos, Él los conoce y ve su necesidad. Es el corazón de Dios que las gentes en todos los lugares de su tierra escuchen el llamado a su Gracia salvadora. Búsquelo, porque Él está allí.

VER A LAS PERSONAS

Aunque Dios hizo los cielos y la tierra, su amor más profundo es para los hombres que ocupan su creación. El corazón del pueblerino occidental tiene la misma necesidad que el oficinista del este y el fabricante del medio oeste. Elija cualquier lugar en este globo, cualquier color de piel, cualquier nacionalidad, y habrá dos cosas verdaderas de cada persona: Dios los ama y su necesidad más profunda es Jesucristo como su Salvador. La educación, la cultura, la economía y la geografía pueden cambiar su estilo de vida, pero nunca su necesidad de salvación. ¡La gente necesita al Señor!

VERSE A SI MISMO

Tan vasta como es la creación de Dios y tan pequeña como cada uno de nosotros, Dios tiene un plan para nuestras vidas y un lugar para que podamos servir. Para algunos, Dios tiene un llamado muy específico a un lugar. Algunos son llamados por Dios a una ciudad, mientras que otros son llamados a algún campo misionero; y aún otros se mueven y sirven a la dirección de Dios en carreras seculares, pero son tan parte del plan de Dios como el siervo de tiempo completo.

Independientemente de dónde nos coloque o cuál sea nuestra vocación específica, nuestra misión más grande es mirar con compasión a las personas de ese lugar y ser el testigo para ellos de que Dios nos colocó allí.

Tan insignificante como a menudo nos sentimos, Dios sabe dónde estamos porque nos puso allí con un propósito. Podemos ser pequeños en comparación con su vasta creación, pero Dios nos puso en lugares muy grandes, ¡para que podamos hacer una gran diferencia!

Te Invitamos a Nuestra Conferencia De Liderazgo | 4-6 de Mayo de 2015 | Puebla, México

Estimado Pastor e Iglesia:

Queremos invitarle y recordarle nuevamente de nuestra Conferencia Anual de Liderazgo y Avivamiento y animarles para acompañarnos los días 4, 5 y 6 de Mayo del presente año 2015.

Los Pastores invitados son:

Pastor Oscar Galván de Sahuarita, AZ.
Pastor Ezequiel Salazar de Ontario, CA.
Pastor Luis Ramos de San Luis Potosí, SLP.
Pastor Luis Parada de Long Beach, CA.
Pastor Kevin Wynne de la Ciudad de México.

Nuestra Iglesia ha empezado a orar por cada uno de ellos para que Dios les use y sean de bendición a nuestras vidas.
Permítanos ser de bendición a ustedes amados hermanos, les animamos a hacer planes de venir a acompañarnos y juntos ser fortalecidos por la predicación de la Palabra de Dios.

¡Está conferencia sin duda será de una tremenda bendición para todos!

INFORMACIÓN:

Nuestra Conferencia comienza el día Lunes 4 de mayo de 2015 a las 6:30 PM

Los días 5 y 6 de Mayo con horarios de:

7:45 a.m. a 8:30 a.m. – Desayuno
9:00 a.m. a 2:00 p.m. – Predicaciones y Clases divididas (tendremos 6 clases y predicaciones por las mañanas. 3 clases divididas sólo para pastores y misioneros)
2:00 p.m. – Comida
6:30 p.m. — 2 Predicaciones

Costo:

No hay ningún costo para asistir a la conferencia.

www.iglesiacristianabautista.com/conferencia-de-liderazgo

Alimentos:

El costo por alimentos es de:
$30 pesos – desayuno
$30 pesos – comida
$15 pesos – cena (tortas)

Lugar:

Salón de Eventos Vivant
Ave. Nacional $708. Col. Los Angeles Mayorazgo

Todos los servicios serán en este lugar.

Hospedaje:

Somos una iglesia pequeña y ya no tenemos cupo para dar hospedaje.

Haremos todo lo posible para hospedar a pastores en casas de los hermanos de nuestra iglesia.

Hoteles del Área de Puebla:

Aquí le damos información de hoteles del área de Puebla.

1. Hotel La Quinta Inn Plaza Palmas – A 4.3 Kms. (9 minutos)
Tel: 01 (222) 303-9800
Avenida Zeta del Cochero, 72810 Puebla.
Tiene: Alberca con agua tibia en el cuarto piso. Excelente desayuno en Restarante propio.
Cerda de: Plaza Palmas (Área de restaurantes), Flautan (Muy ricas flautas), Krispy Kreme, Carl’s Junior)

2. Hotel Villa Florida – A 4.8 Kms. (8 minutos)
Tel: 01 (222) 273-2222
Boulevard Atlixcayotl 1100 Zona Angelópolis, 72810, Puebla,
Tiene: Alberca con agua tibia en el segundo piso. Restaurante propio.
Cerca de: Cafe Starbuck’s, Taquería La Oriental, Oxxo, Subway, Bancos.

3. Hotel Camino Real Puebla Angelópolis – A 3 Kms. (5 minutos)
Tel: 01 (222) 303-1800
Vía Atlixcáyotl 5, Puebla, 72810, Puebla.
Tiene: Alberca. Restaurante propio.
Cerca de: Superama, Italianni’s Pizza

4. Hotel Holiday Inn La Noria – A 5.5 Kms. (8 minutos)
Tel: 01 (222) 211-9015
Tenemos convenio con ellos. Mencione el nombre de nuestra iglesia.
Circuito Juan Pablo II #1936, Col. La Noria, 72410, Puebla.
Tiene: Alberca, Restaurante propio.
Cerca de: Centro Comercial la Noria con área de Restaurantes, Mi Viejo Cafe (Bueno), Vips (No muy bueno), Sams.

5. Hotel Cityexpress La Noria – A 5.5 Kms. (8 minutos, enfrente del Hotel Holiday Inn La Noria)
Tel: 01 (222) 211-7000
Tenemos convenio con ellos. Mencione nuestra iglesia.
Circuito Juan Pablo II #1755, Col. La Noria, 72410, Puebla.
Cerca de: Peter Piper Pizza, Restaurante Los Manteles (Muy bueno), Superama, Burger King.

Para ver más hoteles en el área de Puebla te recomendamos tripadvisor.com.mx de Puebla.

——————–

Nos despedimos de ustedes, no sin antes pedirles que oren por nosotros.
Dios les bendiga y les siga usando para que más almas vayan a los pies de Cristo Jesús.

Atentamente:

Pastor Arturo Muñoz Núñez

Más informes en:
http://www.iglesiacristianabautista.com/conferencia-de-liderazgo/
Iglesia Cristiana Bautista de Puebla
Teléfono 01 (222) 888-3630

Operación Salvación 2010

“Gracias,” dijo Hugo después de haber recibido un CD de unos extraños.  Al llegar a su casa Hugo inmediatamente pone el CD en su estereo de su casa y se pone a escuchar con atención. Su hermanita menor de  8 años también se sienta junto con él para ver de que se trata.

“¿Y esto que es?,” le pregunta Jazmín a Hugo.

“Pues creo que es algo de la Biblia,” le contesta su hermano.

Después de unos minutos de escuchar el CD, ellos se dan cuenta de que sí era un CD de la Biblia, pero no uno cualquiera. El CD que acaban de recibir contiene historias de la Biblia que los empieza a cautivar y a llevarlos de la mano desde la creación hasta la vida perfecta de Cristo.

“¡Qué padre!,” exclama Hugo. “Yo no sabía que esto es lo que la Biblia cuenta. Siempre pensé que la Biblia era algo aburrido.”

Poco después Hugo y Jazmín escuchan la forma de cómo ellos también pueden tener vida eterna en Jesús. El mensaje es claro y sencillo. Minutos después, Hugo y Jazmín oran a Dios para que Dios los salve. Días después, el papá de Hugo y dos de sus primos también aceptan a Cristo.

Operación Salvación 2010 | CD de Historias De La Biblia
Operación Salvación 2010 | CD de Historias De La Biblia

Pues bien, ésta podría ser la historia de muchos niños al recibir el CD de “Historias De La Biblia” que el Hermano Mark Ring y el equipo de NeedComfort.org están promoviendo.

Los CDs serán repartidos durante la Conferencia de Fuegos de Evangelismo que será en San Luis Potosí del 2 al 5 de Agosto de 2010. Si usted está pensando asistir a éstas conferencias, le ánimo para que pueda llevar $2,000 pesos extra para comprar esta valiosísima herramienta. Se trata de llevar el Evangelio a miles de hogares por todo México de una manera sencilla y eficaz.

Aquí hay unos detalles extra:

  • Operación Salvación 2010 es la visión de poder distribuir 500,000 CDs como estos por todo México, aprovechando el Bicentenario de la Independencia de México.
  • Cada CD contiene 8 historias de la Biblia y cada Historia contiene un claro mensaje de salvación.
  • Una caja con 1,000 CDs costará $2,000 pesos. Esto es $2 pesos por cada CD.
  • Si un promedio de 5 personas escuchan el CD, esto equivaldrá a 5,000 personas escuchando el Evangelio por cada CAJA que se compre.
  • También se repartirán 200,000 CDs por todo Chile. 100,000 de estos CDs serán repartidos en la zona afectada por el terremoto en Chile.
  • Para mas información puede contactar a la hermana Elsi (abrilmi@hotmail.com) quien es la secretaria del Pastor  Alejandro Córdova.  La hermana Elsi es con quien se le hacen los pagos y los arreglos de recoger los discos.
  • El Pastor Córdova dijo con respecto a los CDs: “Animo a todos los Pastores a participar en este proyecto evangelístico tan importante. El impacto que pueda tener dependerá de la participación de cada uno de nosotros.
    No hay nada tan sencillo y fácil de utilizar que este CD para sembrar el evangelio en la mente y el corazón de mucha gente, aprovechando esta gran oportunidad
    .”

Le ánimo para que usted también pueda tomar parte de esta Operación Salvación 2010. Si usted vive en otro país puede pedir más informes en: operacionsalvacion2010@gmail.com

Qué Dios nos permita alcanzar más almas,

En Cristo,

Pastor Arturo Muñoz

Por Favor De Orar Por El Hermano Raúl Castillo

Esta es una carta reciente que recibí del Hno. Raúl Castillo. Les pido que oren por él y por la Revista. Como saben, el Hno. Castillo es nuestro Director de Ventas de la Revista El Fundamentalista. Por los úlitimos meses, el Hno. Castillo ha estado en tratamiento y necesita de nuestras oraciones. El Hno. Castillo es quien se dedica visitar Iglesias por todo México y Estados Unidos; y al estar él en esta situación, los ingresos de la Revista no han sido los suficientes para poder imprimir. Si Dios pone en su corazón poder ayudar al Hno. Castillo, no dude en hacerlo. Pero por lo menos, podemos comprometernos en orar por él. Gracias.

Pastor Arturo Muñoz

Editor

————————-

Apreciado pastor e  iglesia:

Espero en el Señor que estén bien y llenos de toda bendición de parte de nuestro Dios, esa es mi oración por ustedes.

El Señor ha sido bueno para conmigo y ha suplido todo. Mi confianza esta puesta en Sus promesas de que Él suplirá todo lo que nos falta.

Tenía un serio problema en mi boca y Dios suplió el medico post-ortodoncista en Albuquerque, Nuevo México, él cual no me cobró nada de honorarios por su trabajo en mi boca, solo tuve que pagar por material y antibióticos. Doy gracias a Dios por el hermano Dante Farfan.

Agradezco sus oraciones por mi salud, la cual ha mejorado mucho, y quiero pedirles que sigan orando por mi para que Dios supla la cantidad de $6,000.00 dólares para terminar con mi tratamiento. Mi fe esta puesta en el Señor que todo lo puede. Esa cantidad la tengo que juntar para la tercer semana de julio de este año 2010.

Dios es tan grande en bondad y tan misericordioso para con sus hijos que Él puso en el corazón de una iglesia en los Estados Unidos el apoyarme con $2,500.00 dólares. Bendito sea Dios que no desampara a sus hijos y Dios bendiga a esa iglesia por ese gesto de amor voluntario.

Pastor e iglesia no pido mas que oración y dejo que sea Dios el que ponga en los corazones el deseo de apoyarme en esta necesidad. No les pido que me den si Dios no lo pone en el corazón de todos ustedes.

De antemano gracias por sus oraciones, que nuestro Dios les siga bendiciendo y les siga usando alcanzando las almas para Cristo Jesús. Lo que nuestro México necesita es volver su corazón a Dios por medio de Cristo Jesús.

Sin más por el momento me despido de ustedes.

Por su gracia

Raúl Castillo Mendivil

Director de Ventas de El Fundamentalista

1a. Corintios 15:10

Escuche Nuestra Conferencia Fundamentalista del 3-5 de Mayo de 2010 en Puebla, MEX

Me gustaría invitarte para que nos acompañes, ya sea personalmente o en linea, a nuestra Conferencia Anual de Avivamiento los días 3, 4 y 5 de Mayo aquí en la ciudad de Puebla. Estarán predicando el Pastor Alejandro Córdova y el Pastor Luis Ramos. La conferencia será en dos diferentes lugares. El Lunes y Martes por la noche será en un auditorio que nos están prestando cerca de nuestra dirección antigua. El Martes por la mañana y el Miércoles por la mañana, será en nuestra dirección actual de nuestra iglesia. También el servicio del Miércoles por la noche será en nuestra iglesia. Aquí está la información:

Lunes – 3 de Mayo 2010 – Empieza la Conferencia

Hora: 6:30 PM
Lugar: Calle 11 Sur #2908, Col. Volcanes
1era Predicación: Pastor Alejandro Córdova
2da Predicación: Pastor Luis Ramos

Martes – 4 de Mayo 2010 – Conferencias todo el día

Hora: 8:00 AM – Desayuno
Lugar: Iglesia Cristiana Bautista – 11 Sur #7904 (Frente al Club de Golf Mayorazgo)
9:00 AM – Pastor Alejandro Córdova
10:00 AM – Pastor Luis Ramos
11:00 AM – Clases para Jóvenes (Hno. Carlos Chacón) y Adultos por separado
11:40 AM – Clases para Jóvenes y Adultos por separado
12:30 PM – Pastor Alejandro Córdova
2:00 PM – Comida en la Iglesia
— Descanso —
6:30 PM – Servicios del Martes por la noche
Lugar: Calle 11 Sur #2908, Col. Volcanes
1era Predicación: Pastor Luis Ramos
2da Predicación: Pastor Alejandro Córdova

Miércoles – 5 de Mayo – Último día

Lugar: Iglesia Cristiana Bautista – 11 Sur #7904 (Frente al Club de Golf Mayorazgo)

8:00 AM – Desayuno
9:00 AM – Pastor Luis Ramos
10:00 Saldremos a repartir 20,000 folletos al desfile del 5 de Mayo en la ciudad de Puebla
— Descanso —
Lugar: Iglesia Cristiana Bautista – 11 Sur #7904 (Frente al Club de Golf Mayorazgo)
6:30 PM – Servicios del Miércoles por la noche
1era Predicación: Pastor Alejandro Córdova
2da Predicación: Pastor Luis Ramos

———————

Para cualquier pregunta a cerca de la conferencia se puede comunicar con nosotros al siguiente télefono:

(222) 888-3630

Tenemos un cupo limitado de hospedaje para personas que vienen de fuera. Si usted está pensando quedarse en Puebla, para la conferencia, por favor de avisarnos lo más pronto posible.

Gracias y que Dios les bendiga,

En Cristo,

Pastor Arturo Muñoz

*Haremos todo lo posible para transmitir las predicaciones en vivo todos los días

*Por favor dinos si vienes a la conferencia y si necesitas hospedaje. Gracias.

Oferta Viaje A Israel del 24 de Mayo al 2 de Junio 2010

Mi Primer Viaje A Israel

La primera vez que fui a Israel fue hace casi 8 años. Mi esposa y yo recién habíamos llegado a Puebla, y ya teníamos nuestro primer bebé. Mi papá que estaba encargado de su primer viaje necesitaba una persona más para ir a Israel. Al momento no teníamos mucho dinero, pero se abrieron muchas puertas y tuve la oportunidad de ir. Algunos familiares al enterarse de que iba a Israel me dieron dinero… aún en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, una tía muy querida me dio 500 pesos más.

Mi primer viaje a Israel abrió mis ojos a la Palabra de Dios. Lugares bíblicos quedaron plasmados en mi memoria. Aún lugares tan remotos como la fuente de Harod, en donde Gedeón y sus 300 tomaron agua, están en mi mente como si los hubiera visto ayer.

Visitamos:

  • Tel Aviv
  • Jope – el lugar de donde salió Jonás
  • Cesarea Marítima – en donde fue encarcelado y juzgado Pablo por predicar la Palabra
  • Cesarea de Filipo – en donde Pedro declaró que Jesús era el Cristo, el Hijo del Dios Viviente
  • El Monte Carmelo – de donde bajo fuego del Cielo al sacrificio de Elías (1 Reyes 18:20)
  • El Río Jordán – en donde fue bautizado el Señor Jesús, y en donde en mi segundo viaje tuve la oportunidad de bautizar a 3 hermanos
  • El Mar de Galilea – en donde caminó Pedro sobre las aguas. (Aquí hay un maravilloso museo del Arca de Jesús)
  • Capernaum – en donde vivió Pedro y en donde el Señor Jesús enseñó algunas veces en la sinagoga. (La sinagoga de Capernaum todavía existe)
  • El Monte de las Bienaventuranzas – que queda muy cerca de Capernaum y en donde Jesús dio el famoso Sermón del Monte de Mateo 5
  • Caná de Galilea – en donde fueron las famosas bodas de Caná y el primer milagro del Señor Jesús
  • Nazaret – de donde era el Señor Jesús (nació en Belén pero se crió en Nazaret – Aquí hay una iglesia en donde se dice que en el pozo de agua fue en donde el ángel le habló a María
  • Dan – en donde aún está el Altar que construyó Jeroboam, y con el que hizo pecar a Israel (1 Reyes 12:29). También en Dan hay un maravilloso río, el río de Dan, que lleva agua al Jordán.
  • El Mar Muerto – en donde fue juzgada Sodoma y Gomorra, y en donde uno se puede bañar (cerrando la boca y sin sumergirse). El agua del Mar Muerto es tan salada que al meterse uno y el agua llega a la cintura (casi al ombligo) el agua lo levanta a uno y empieza a flotar.
  • Masada – que es una tremenda montaña a un lado del Mar Muerto, y en donde Herodes construyó un magnifico Palacio. En el año 73, según el libro Guiness, (y la historia por supuesto) al ser perseguidos los Judíos, más de 960 Judíos se encerraron ahí y después cometieron el mayor suicidio masivo de la historia. Uno puede subir en teleférico o por las escaleras (una hora si tienes buena condición)
  • Qumran – en donde se hallaron los Rollos del Mar Muerto, y que ratifican que la Biblia no fue escrita por hombres en los últimos siglos. También uno puede ver parte de los Rollos, en el Museo del Libro de Jerusalén.
  • Bet-Sean – en donde fue colgada la cabeza de Saúl y donde aún existe un hermoso anfiteatro, calles y casas destruidas por un gran terremoto.
  • El Valle del Armagedón – donde será la batalla final que menciona el libro de Apocalipsis
  • Belén – El lugar en donde nació Jesús. Uno tiene que ir bajo su propio riesgo, rentando un camión especial para visitar la ciudad que se encuentra a unos minutos de Jerusalén.
  • Y Jerusalén – la última ciudad de visita del viaje, en donde hay decenas de lugares para visitar y ver, como:
    • El Jardín de la tumba, en donde fue sepultado el Señor Jesús
    • La Vía Dolorosa, donde pasó el Señor Jesús con su Cruz antes de ser crucificado
    • El Muro de los Lamentos, donde los Judíos se juntan para orar cada semana recitando el libro de los Lamentos
    • El Museo Davídico, creo que así se llama, en donde los Judíos están preparando lo que se necesita para levantar el tercer Templo.
    • El Museo del Holocausto, tremendo e interesante. Tienen un lugar en donde están muchas velas que representan la gente que murió durante el holocausto.
    • La Sinagoga de Jerusalén, en donde uno puede entrar y ver lo que es una sinagoga Judía
    • La Maqueta de Jerusalén, que está dentro de un hotel, de donde se ve también la ciudad de Belén
    • El Monte de los Olivos, en donde oró el Señor Jesús antes de su muerte, y en donde Él regresará también
    • El Jardín de Getsemaní, que está en el Monte de los Olivos y de donde se ve la hermosa ciudad de Jerusalén
    • El Valle de Cedrón, que es el pequeño cañon entre Jerusalén y el Monte de los Olivos
    • El Ataúd de David, en donde los Judíos dicen que están los huesos de David
    • El Aposento Alto, en donde se piensa que se tuvo la última cena
    • De echo, uno tiene un día libre y puede ir a visitar la ciudad y los museos con que cuenta… aquí hay una lista de los museos que tiene Jerusalén: Ammunition hill museum, Anna Ticho House Museum, Ariel – Center for Jerusalem in the First Temple Period, Yad Ben-Zvi, Armenian Museum, Bible Lands Museum, Bloomfield Science Museum, Jerusalem, Botanical Gardens (Jerusalem University), Burnt House (Katres House), Chagall Windows, Chamber of the Holocaust, David Palombo Museum, Davidson Excavation and virtual reconstruction center, Greek Orthodox Museum, Gush Ezyon Museum, Islamic Museum of the Temple Mount, Israel Museum, Jerusalem Artists’ House, Jewish Art Museum at Hechal Shlomo (Wolfson Museum), Model of Jerusalem of Second Temple period, Montefiore Museum, Museum for Islamic Art, Museum of Psalms, Museum of the Franciscan Convent, Museum on the Seam, Musical Instruments Museum, Nature Museum, Old Yishuv Court, Rabbi Kook Museum, Rockefeller Archaeological Museum, Shai Agnon House, Shfela Museum, Siebenberg House, Tax Museum, The City of David, The Herzl Museum, The Israelite Tower, The Last Battle for the Old City Museum, The Menachem Begin Heritage Center Museum, The Ramparts Walk, The U.Nahon Museum of Italian Jewish Art, The Western Wall Tunnels, Theatre Archives and Museum, Tower of David – Museum of the History of Jerusalem, Underground Prisoners Museum, Wohl Archaeology Museum, Yad Lashiryon (Armoured Corps) Museum, Yad Vashem Memorial.

Y bueno, estos son la mayoría de los lugares que hasta ahora recuerdo (de memoría – VLR) que visitamos durante el viaje a Israel. Con excepción de la lista de museos que están al final.

Mi Segundo Viaje A Israel

En mi segundo viaje, tuve la oportunidad de ir con mi amada esposa Nicole. Eso me parece que fue en el año 2006. De hecho fue un año de locura. En septiembre acabábamos de ir a la conferencia de NY, con el Pastor David Acevedo a una conferencia de Fuegos de Evangelismo con el Pastor Elmer Fernández. En octubre fuimos a Israel con un grupo de casi 40 personas y en donde de regreso mi esposa y yo nos quedamos un día o dos extra en Madrid, España, para visitar la ciudad – que hermosa ciudad por cierto. Hay un dicho español que dice… «De Madrid al Cielo.» En noviembre regresamos a California para visitar a los suegros durante el día de Acción de Gracias, lo que le llaman Thanksgiving Day. Y en Diciembre nos mudamos a nuestra nueva casa… y desde ahí no salimos de nuestras deudas. 🙂

¿Vale la pena ir a Israel? Por supuesto que sí. Yo creo que cada iglesia debería de tener un fondo: VAJPEP – Viaje a Jerusalén para el Pastor. Cada miembro debería de animar a su pastor para que visite Tierra Santa. Yo le ánimo a usted o a su congregación para que hagan planes de ir a ese maravilloso lugar. Para que ahorren unos $500 pesos al mes para este propósito. Claro, no se recaudaría el dinero tan pronto, pero en 3 años ya serían $18,000 pesos y lo demás llegaría más rápido animando a los hermanos a dar para este propósito.

Los musulmanes tienen 5 pilares en su fe. Uno de ellos es de visitar la Meca por lo menos una vez en su vida. Nosotros deberíamos de tener un deseo para visitar Jerusalén por lo menos una vez en la vida. Cueste lo que cueste, claro, sin robar un banco o desfalcar a nadie. Conozco un Pastor de Tlapa, el Pastor Dagoberto Bahena, que después de su primer viaje, llevo a su esposa, luego a su mamá, y luego a no sé a quién más. Pero vendió su carrito, su terrenito, y otras cosas más para poder ir a Israel.

Ahora, cuando leo la Biblia, la leo de una manera diferente. La semana pasada, en el Altar Familiar con mi familia, estábamos leyendo 1 Reyes 18. De Elías y los profetas de Baal. Del Monte Carmelo. De Donde los 950 profetas fueron degollados. Y todo eso, yo me lo podía imaginar, porque tuve la bendición de ir a Jerusalén.

Los Viajes a Israel los continua haciendo mi papá. Él vive en Cuautla, Morelos y está organizando otro viaje para el mes de Mayo. Creo que ya lleva 3 en lo que va del año. Si usted está interesado en ir, y le menciona que yo lo recomendé, le voy a pedir a mi papá que le pueda dar un descuento. Después de que vaya, me manda unas fotos, para ver como le fue.

Fecha del Siguiente Viaje: 24 de Mayo al 2 de junio de 2010

Salida: Aeropuerto de la Ciudad de México

Costo: $2,800 dólares

El viaje incluye:

  • Boleto de avión
  • 8 noches en hoteles
  • 3 comidas diarias
  • Guía en ESPAÑOL
  • Traslados en autobús de lujo
  • Entradas a sitios del programa
  • Paseo en barca en el Mar de Galilea
  • Seguro de gastos médicos
  • Mapa, gorra y libro de peregrinaje
  • ¡En otras palabras, incluye TODO!

Para más información puede visitar la página web de: www.ToursBiblicos.com

Llamar al teléfono en México gratis: 01-800-836-0406

O si gusta que alguíen se ponga en contacto con usted nos puede dejar su número de telefono abajo, y yo le llamo personalmente para darle referencias del viaje.



*Email:
*Nombre:
*Apellido:
*Teléfono (incluir clave lada o código de área):
*Ciudad:
*País:
Comentarios (opcional):


Sinceramente,

Pastor Arturo J. Muñoz

La Importancia De La Iglesia

La Importancia de la Iglesia

Luís Parada

1 Timoteo 3:15 nos dice: «Para que si tardo, sepas cómo debes conducirte en la casa de Dios, que es la iglesia del Dios viviente, columna y baluarte de la verdad.»

La Iglesia no es solamente la casa de Dios viviente, sino que también es la columna y baluarte de la verdad; quiero hablarle acerca de la Iglesia, la importancia de la Iglesia.

La Iglesia es un cuerpo local de creyentes, bautizados, los cuales están asociados por medio de la fe y con fraternidad en el Evangelio. Observan las dos ordenanzas de Cristo, se someten a las enseñanzas de Él y procuran anunciar el Evangelio hasta los fines de la Tierra. Pero en la Biblia, la Iglesia es un cuerpo local de creyentes.

Una Iglesia Bautista es una Iglesia basada en los principios señalados en el Nuevo Testamento, no es perfecta, pero desea ser obediente a lo establecido en las Escrituras. Tiene un gobierno democrático bajo el Señorío de Cristo, es un cuerpo autónomo, los miembros son todos igualmente responsables, sus oficiales de acuerdo a las Escrituras, son los Pastores y los Diáconos.

Quiero hablar acerca del origen de la palabra «Iglesia.» El Nuevo Testamento fue escrito en griego, en este idioma, la palabra Ecclesia literalmente significa «los llamados afuera», es decir, los que fueron llamados del mundo y puestos dentro del grupo con características particulares. El uso común de la palabra ecclesia significaba asamblea, una congregación; para que una asamblea sea una asamblea de Cristo, Cristo tiene que ser el centro de esa reunión. Entonces, como los cristianos se reunían, le empezaron a llamar a la asamblea, la congregación de Cristo, la Iglesia de Cristo.

Hoy en día, hay organizaciones que han tomado el nombre de Iglesia de Cristo, entonces cuando hablamos de Iglesia de Cristo no necesariamente estamos hablando de todas las Iglesias que son netamente cristianas, pero en aquel tiempo, la Iglesia era muy simple, muy común, y entonces el grupo de cristianos se llamaban así, cristianos, o también les decían «los del camino.»

Pero la palabra Iglesia significa Congregación, los llamados afuera del mundo y puestos en un grupo separado, obviamente para la edificación, la adoración y la alabanza y para someterse a las enseñanzas del Señor Jesucristo.

La Iglesia no es un edificio, la Iglesia son las personas, los creyentes que se reúnen en esa asamblea.

La palabra Iglesia se encuentra 115 veces en el Nuevo Testamento, 99 veces se refiere a la Iglesia local. Hoy en día muchos hablan de la Iglesia Universal, y no estoy hablando de esos farsantes que están en el centro de Los Ángeles, que le han puesto Iglesia Universal, que ya se dieron tan mal nombre que ya hasta cambiaron su nombre a Catedral de la Fe… no estoy hablando de esto. Estoy hablando de que algunos creyentes legítimos, hablan y enseñan acerca de una Iglesia Universal que es compuesta por todos los creyentes, o le llaman también El Cuerpo Místico de Cristo.

Ahora, yo creo que no sólo en una Iglesia local hay creyentes, obviamente en cada Iglesia local hay creyentes, pero Dios intentó que cada quién se reuniera y ejercitara sus dones dentro del marco de la Iglesia local.

Un día, el Señor nos va a llamar a su presencia, cuando Él venga en Su segunda venida, desde las nubes va a llamar y nosotros, los que somos creyentes vamos a subir con el Señor, de todas las Iglesias, de todas las congregaciones, de todo lugar, de todos los sabores habidos y por haber, mientras tengan su fe en Cristo Jesús, aunque tengan diferente doctrina, van a ser llamados y vamos a ir a la presencia del Señor; pero eso va a suceder cuando Cristo venga en Su segunda venida, en el presente, aunque colaboramos y trabajamos, realmente no somos miembros de una Iglesia Universal, sino que cada quien es miembro de su Iglesia local.

Entonces, la Iglesia es un grupo de creyentes reunidos. Nosotros somos una asamblea de cristianos, por eso, las Iglesias Bautistas se dicen en plural, y no se dice Iglesia Bautista, para eliminar el concepto de una madre Iglesia. Por eso nosotros somos independientes, nuestra Iglesia es una Iglesia bíblica, Bautista, fundamental, independiente. Bautista porque tiene ciertas características. Bíblica, porque creemos en la Biblia como la única regla para nuestra fe y nuestra práctica. Fundamentalista, porque somos lo básico, lo fundamental: todo lo que hacemos o decimos lo hacemos de acuerdo a la palabra de Dios. Esto no quiere decir que no creemos en el Espíritu Santo, pero creemos en la autoridad de la palabra de Dios, incluso cuando interpretamos las Escrituras lo hacemos desde el punto de vista literal, gramático, cultural, y la interpretamos por lo que dice, no andamos buscando ninguna enseñanza mística detrás de lo que dice, así como dice, así es.

Independiente, porque no pertenecemos a ninguna asociación, si me permiten decirlo así: nosotros nos rascamos con nuestras propias uñas. La gente piensa que porque somos Bautistas, pertenecemos a una asociación y que te respaldan, como tenemos programa de televisión, la gente supone que estamos respaldados por la Asociación Bautista del Sur, o la Americana, pero nosotros somos independientes, no tenemos nadie por encima de nosotros, así fue en el principio: el único que está sobre las Iglesias es Jesucristo. Cada congregación es capaz de manejarse por sí misma e independiente de las demás. Creemos en una Iglesia local y en una Iglesia autónoma.

¿Quién es el fundador de la Iglesia? El fundador de la Iglesia es Jesucristo mismo. Tomen en cuenta esto, pues hay gente no bautista, no fundamentalista que cree que la Iglesia inició el día de Pentecostés. Nosotros no creemos esto ¿por qué no lo creemos? porque no hay ninguna evidencia bíblica.

Les recuerdo que la Iglesia Católica cree que quien fundó la Iglesia no fue Cristo, sino el Papa, el que dicen fue primer Papa, que fue Pedro, lo creen porque Pedro predicó el día de Pentecostés, y como 3 mil fueron salvos, 3 mil se añadieron a la Iglesia, ellos dicen que ahí comenzó la Iglesia, pero yo les voy a probar ahora, con 5 pruebas contundentes, que fue Cristo quien fundó la Iglesia.

Nosotros los Bautistas no somos protestantes, nosotros los Bautistas creemos que Cristo fundó la Iglesia, Él es el fundamento, Él es la roca, sobre Él se edifica la Iglesia.

A continuación se presentan cinco razones bíblicas por las cuales, nosotros los Bautistas creemos que Jesucristo es el fundador de la Iglesia.

Número uno: Cristo dijo: «y sobre esta roca, edificaré mi Iglesia.» La roca no es Pedro, es Cristo. Eso está en Mateo 16:18. En 1 Corintios 10:4 dice: «y todos bebieron la misma bebida espiritual; porque bebían de la roca espiritual que los seguía, y la roca era Cristo.» La roca es Cristo. Y Él dice «sobre esta roca, edificaré mi Iglesia», la Biblia claramente enseña que el fundamento es Cristo y que nadie puede poner otro fundamento. 1 Corintios 3:11 y Efesios 2:20 dicen que nadie puede poner otro fundamento. Es claro que nadie puede poner otro fundamento: el Fundamento es Cristo.

Número dos: Cristo dio instrucciones a la Iglesia, obviamente ya estaba establecida, los discípulos sabían de qué estaba hablando, en Mateo 18:15, él dio instrucciones a la Iglesia. ¿Si la Iglesia inició el día de Pentecostés por qué estaba dando instrucciones antes del día de Pentecostés? Mateo 18:15-18 dice: «Por tanto, si tu hermano peca contra ti, ve y repréndele estando tú y él solos; si te oyere, has ganado a tu hermano. 16Mas si no te oyere, toma aún contigo a uno o dos, para que en boca de dos o tres testigos conste toda palabra. 17Si no los oyere a ellos, dilo a la iglesia; y si no oyere a la iglesia, tenle por gentil y publicano.»

Si Cristo está hablando de algo que no existía, ¿para qué lo hablaba? Y no lo dice como algo que deban hacer en el futuro, sino que «Háganlo ya.» Ustedes van a alguien y no se arrepiente, entonces tráiganle a un testigo, si no se arrepiente, entonces tráiganle a la Iglesia. Si no hubieran sabido de qué estaba hablando, habrían dicho: «Señor, ¿qué es eso de la Iglesia? ¿De qué estás hablando?» Bueno, es que ellos ya sabían de qué estaba hablando, porque la Iglesia fue establecida en el ministerio de Cristo Jesús.

Número tres: Los miembros fueron añadidos a la Iglesia el día de Pentecostés, obviamente, a una Iglesia ya existente, en Hechos 2:41 dice: «Así que, los que recibieron su palabra fueron bautizados; y se añadieron aquel día como tres mil personas.» ¿A qué se añadieron? No podemos ir más allá, pero se añadieron a algo.

Si Cristo es la Roca, es el Fundamento, y Él habló a los Apóstoles de cómo debían disciplinar al hermano que no se arrepintiera; que debían traerlo a la Iglesia -y  ellos ya sabían de qué estaba hablando, – y ahora dice que en el día de Pentecostés, cuando Pedro predicó; no dice que ellos fueron los primeros miembros de la Iglesia, dice que fueron añadidos. Entonces, no necesitas ser muy inteligente para entender que fueron añadidos a algo, ¿a qué fueron añadidos? a la asociación, a la corporación. La única razón de pensar es que fueron añadidos a la Iglesia, al compañerismo, a la congregación, a la asamblea de los creyentes, porque el versículo 42 nos dice: «Y perseveraban en la doctrina de los apóstoles, en la comunión unos con otros, en el partimiento del pan y en las oraciones.» Porque estaban reunidos fueron añadidos a la Iglesia.

Número cuatro: La Iglesia no comenzó el día de Pentecostés, porque todos los elementos para una Iglesia local ya existían antes de Pentecostés.

Primeramente, ya tenían el mensaje de salvación, como podemos ver en Lucas 9:2 y 6. Quiero que ustedes sepan qué es lo que enseña la Biblia acerca de la Iglesia, esto es elemental, básico, pero esto no lo enseñan muchos, por eso nadie entiende lo que es la Iglesia en sí: «Y los envió a predicar el reino de Dios, y a sanar a los enfermos.» «6Y saliendo, pasaban por todas las aldeas, anunciando el evangelio y sanando por todas partes.» Esto fue antes de Pentecostés.

En Mateo 28, Él da la gran comisión, pero desde Lucas 9 ya los estaba mandando a predicar el Evangelio. Sanaban a las personas para darle credibilidad al mensaje que ellos predicaban. Entonces, ya había Evangelio, ya había mensaje de salvación.

Los elementos de que ya tenían la iglesia antes del día de Pentecostés: a) primeramente ya tenían el mensaje de salvación; b) la gran comisión ya había sido dada, Mateo 28:19-20, eso fue antes de Pentecostés; c) ya había miembros salvos y bautizados después de haber creído en Jesucristo, Juan 4:1-2, para que alguien sea miembro de una Iglesia tiene que ser salvo y escrituralmente bautizado, antes de Pentecostés ya había miembros salvos y escrituralmente bautizados; d) ya había un gobierno en la Iglesia, hubo una sesión de negocios, en Hechos 1:15-26, se narra que tuvieron una reunión de negocios, ¿qué trataron en la reunión? estaban tratando quién iba a sustituir a Judas que había sido el traidor, se reunieron los hermanos, dice que echaron suerte, hubo alguna votación y dice que salió un tal Matías, que aunque Dios no aprobó esa junta, sin embargo, ¿por qué tuvieron esa junta de negocios? porque ya había un grupo reunido, porque ya desde hacía tiempo se estaban reuniendo, porque era una asamblea de cristianos, que se llamaba Iglesia, asamblea de creyentes, y ahí trataron el negocio de quién iba a sustituir a Judas.

Segundo, ya tenían servicios públicos en la Iglesia, Juan 20:19, Hechos 1:4, Hechos 1:14-15, estaban reunidos orando, estaban unánimes orando, estaban teniendo servicios, se estaba enseñando la palabra de Dios, se estaba predicando la Palabra, se estaba orando, se estaba esperando la llegada del Espíritu Santo para que les diera el poder de predicar el Evangelio de Cristo Jesús, Hechos 1:8 dice: «pero recibiréis poder […] y me seréis testigos.» Ellos se reunieron, esperaron la promesa y tenían servicios públicos, ¿cuántos había reunidos en el aposento alto? ciento veinte. Las dos ordenanzas de la Iglesia, ya habían sido dadas y eran practicadas, en Juan 4:2, en Mateo 26:26-29 ya estaban las dos ordenanzas ¿cuáles son las dos ordenanzas? el Bautismo y la Santa Cena. Ya lo estaban practicando antes del día de Pentecostés, estas cosas fueron dadas a la Iglesia, por esto, hoy en día nosotros practicamos el bautismo de creyentes, y practicamos la Santa Cena, porque fueron ordenanzas dadas a la Iglesia y fueron dadas antes del día de Pentecostés.

Número cinco: La Iglesia, definitivamente comenzó en los días del ministerio de Jesucristo en este mundo, cuando escogió a los Apóstoles de entre los discípulos, y los puso, dice la palabra de Dios, dentro de la Iglesia y justo ahí, en ese momento, comenzó la Iglesia, Lucas 6:12-13 dice: «En aquellos días él fue al monte a orar, y pasó la noche orando a Dios. 13Y cuando era de día, llamó a sus discípulos, y escogió a doce de ellos, a los cuales también llamó apóstoles.»

1 Corintios 12:28-31 nos dice: «Y a unos puso Dios en la iglesia, primeramente apóstoles, luego profetas, lo tercero maestros, luego los que hacen milagros, después los que sanan, los que ayudan, los que administran, los que tienen don de lenguas. 29¿Son todos apóstoles? ¿son todos profetas? ¿todos maestros? ¿hacen todos milagros? 30¿Tienen todos dones de sanidad? ¿hablan todos lenguas? ¿interpretan todos? 31Procurad, pues, los dones mejores. Mas yo os muestro un camino aun más excelente.» Y el capítulo 13 habla de la preeminencia del amor, en otras palabras: «no busques tantos dones, busca el amor», pero ese es otro tema.

Dice que puso Dios en la Iglesia primeramente ¿qué? apóstoles, cuando él se fue a orar, de entre los discípulos escogió ¿a quiénes? a los Apóstoles y ¿a quiénes puso primero? a los Apóstoles. Y aquí dice, en la Primera de Corintios, que los puso en la Iglesia. O la Biblia se contradice o la Iglesia comenzó cuando estaba Cristo aquí en la tierra, y a los primeros que puso en la Iglesia fue a sus Apóstoles, quiere decir que la Iglesia comenzó cuando llamó a los Apóstoles. Ellos son los pilares, las columnas de la Iglesia Cristiana.

En Apocalipsis, dice la palabra de Dios que allá en el Gran Trono va a haber 24 personas, algunos teólogos dicen que van a ser los doce apóstoles y los doce patriarcas de las doce tribus de Israel, no lo sé, pero tiene mérito, porque Dios va a tratar y ha tratado con su Iglesia, con su congregación en su Antiguo Testamento con los doce patriarcas, o más bien príncipes de las tribus de Israel, y va a tratar con los doce apóstoles que fueron las columnas de la Iglesia Cristiana.

¿Por qué tanta insistencia en esto? Porque nosotros los bautistas creemos que Cristo es el fundamento, que Cristo es la roca y que Cristo es la cabeza de la Iglesia. Que Él comenzó la Iglesia y sobre Él se edifica la Iglesia. Nadie puede poner otro fundamento, la Iglesia no comenzó en Pentecostés, la Iglesia no fue comenzada por Pedro, Pedro no fue el primer Papa. Algunos teólogos llegan a decir que ni siquiera podemos encontrar evidencia de que Pedro estuvo en Roma, jamás. Quien estuvo en Roma fue Pablo, pero bueno, eso lo dejamos para que los teólogos discutan, yo me quedo con lo que dice la Biblia, y mi Biblia me dice que fue Cristo quien comenzó la Iglesia.

Hemos estudiado hasta hoy qué es una Iglesia, un cuerpo local de creyentes bautizados que están asociados por medio de la fe y con fraternidad en el Evangelio, y que la palabra Iglesia es asamblea. Cuando es una Iglesia de Cristo, entonces es una asamblea que se ha apartado y que ha ido afuera para adorar el nombre de Cristo Jesús, los creyentes en Cristo. La Iglesia no es el edificio, la Iglesia somos nosotros los creyentes. Sigamos adelante: el fundador de la Iglesia es Jesucristo.

Continuemos con cosas más personales: «¿Pastor, de dónde viene el nombre de bautistas?» Nosotros somos bautistas, vivimos en días donde nadie quiere identificarse por lo que es, no queremos, dice la Iglesia Interdenominacional ¿qué es una Iglesia interdenominacional? es una congregación, a lo mejor es Iglesia, donde todo se vale, porque no quieren identificarse con algo. Nosotros, los bautistas, no nos avergonzamos del apodo «bautistas.» ¿Por qué es un apodo? Porque nosotros no nos pusimos Bautistas, pero orgullosamente aceptamos el apodo de bautistas, ¿por qué? porque el nombre te identifica con algo.

Nosotros hacemos énfasis en la doctrina, ¿por qué? porque es la doctrina encontrada en la palabra de Dios. Cuando alguien dice «yo no enfatizo doctrina» es porque no tiene doctrina, y si tienes doctrina y no la enfatizas es porque no le quieres patear los callos a los demás, pero como nosotros somos independientes, podemos hablar libremente de estas cosas.

Yo llevo con orgullo mi apellido, yo no me avergüenzo de quién soy, yo no quiero ambiguamente que digan «aquél cuate», no, Luís Parada. Yo no quiero que digan tampoco nada más cristiano «es cristiano, es evangélico», no, ¿qué clase de cristianos somos?, ¿qué clase de evangélicos somos?, ¿de los que todo se vale?, ¿de los que todo se creen? ¿»dame la mano y mi hermano serás»?, ¿o decimos con toda libertad que esto es lo que creemos? No nos avergonzamos, somos una Iglesia Bautista.

Ya quedó establecido que Jesucristo fundó la Iglesia, al principio a los creyentes se les conoció, o se les apodó por diferentes nombres, por ejemplo, en Antioquia, dice Hechos 11:26 se les llamó cristianos. La palabra cristiano quiere decir, fíjese, la palabra al final de cristiano es la misma que al final de enano, aunque usted no lo crea, lo que quiere decir: «un pequeño Cristo», es un buen nombre. Porque los primeros creyentes, imitaban tanto a Cristo, que los que los miraban decían: «oh, mira, parece un pequeño Cristo», porque ellos no creían ser Cristo, pero imitaban a Cristo, y los enemigos les dijeron «pequeños Cristos.» Por eso les llamaban cristianos.

También en Hechos 9:2, Hechos 19:19, Hechos 19:23, Hechos 22:4, Hechos 24:14, Hechos 24:22 y Juan 14:6, ahí se nos enseña que a los creyentes se les llamaba: «los del camino», ¿por qué se les llamaba los del camino? porque Cristo dijo: «Yo soy el Camino, la verdad y la vida y nadie viene al Padre sino por mí.»

De tal manera, que los enemigos siempre han apodado a los creyentes. Hoy en día ¿cómo nos dicen? como nosotros decimos Aleluya, pues nos dicen «los aleluyas.» Como predicamos el Evangelio, erróneamente nos dicen «evangelistas.» No somos evangelistas. En Centroamérica nos dicen «los evangélicos», ¿por qué? porque creemos en el Evangelio.

Entonces, la Iglesia Bautista no siempre se ha conocido o llamado Bautista, los bautistas de la actualidad, tenemos un parentesco con los creyentes del pasado no debido al nombre, sino debido a la doctrina y a la práctica del Nuevo Testamento. Hay grupos que no se llaman bautistas pero son bautistas, o como dicen ellos: «no sabemos si esta palabra es correcta, pero somos bautísticos.» Lo que quieren decir es: «no somos bautistas, pero creemos y practicamos todas las creencias de los bautistas.» ¿Por qué somos iguales? porque sacan sus enseñanzas de la Palabra de Dios.

Pero, regresando a nosotros, ha habido Iglesias Neotestamentarias en todos los siglos que han practicado las doctrinas que los bautistas practican hoy en día. El linaje de las Iglesias Bautistas es doctrinal y espiritual, los bautistas no son protestantes, los bautistas nunca hemos sido parte de la Iglesia Católica y nunca hemos estado dentro de la Iglesia Católica.

Como somos evangélicos nos llaman protestantes, pero si usted estudia un poco de historia acerca del movimiento protestante, fueron varios los caudillos que promovieron este movimiento, protestaron contra la Iglesia Católica, es más, eran monjes dentro de la Iglesia Católica.

Quizá el más moderno y del que todos saben es Martín Lutero, que fue el que abiertamente protestó contra la Iglesia y clavó su tesis ahí, en la puerta de su iglesia y se armó un gran alboroto. Pero él siempre siguió siendo sacerdote, muchas de sus doctrinas siguieron siendo de la Iglesia Católica Romana. Alguien dijo: «cuando estudies a Martín Lucero estudia su vida, pero no estudies su doctrina, porque su doctrina seguía siendo católica romana», ¿por qué? porque él protestó contra algunas doctrinas, pero adoptó lo demás de la Iglesia.

Nosotros los bautistas, aunque no se llamaban bautistas, fuimos perseguidos, porque nunca nos conformamos a la Iglesia, porque fuimos fieles al Nuevo Testamento. Incluso Martín Lutero, persiguió y asesinó a cristianos, porque Martín Lutero siendo alemán, él instituyó y ayudó a instituir la Iglesia Protestante de Alemania, o la Iglesia Luterana, la Iglesia Anglicana en Inglaterra. Muchas veces se opusieron a la Iglesia Católica Romana debido a los gobiernos, a los reyes, que no querían someterse a otro rey, o al Papa, que el Papa dominó todo lo que es Francia, Inglaterra, Irlanda, España; el Papa daba órdenes a los reyes, era una cosa horrible, de tal manera que la Iglesia Anglicana, la Iglesia de Inglaterra protestó contra el Papa y de ahí salieron otras Iglesias, como la Presbiteriana, de ahí sale también la Wesleyana, todos ellos son protestantes.

Pero había una línea de creyentes, hombres y mujeres, fieles a la palabra de Dios, que no se llamaban Bautistas, pero tenían la misma creencia que los Bautistas tenemos hoy en día. Por eso nosotros no somos protestantes.

Nosotros, tenemos raíces espirituales en la Iglesia primitiva en Jerusalén, la cuál fue fundada por Jesucristo mismo, yo digo, la Primera Iglesia Bautista de Jerusalén, porque nosotros tenemos las mismas enseñanzas de la Iglesia primitiva. No se llamaban bautistas, se llamaban simplemente cristianos. A mí me gustaría simplemente llamarme cristiano hoy en día, pero porque los nombres tienen significados, yo quiero que me identifiquen como bautista porque nosotros ya sabemos qué creemos los bautistas.

En el Siglo XVI, se nos llamó anabautistas, por eso algunos dicen que la Iglesia bautista comenzó en el siglo XVI, nos quieren poner en la categoría de las Iglesias nuevas que comenzaron en el siglo XVI, pero si nosotros seguimos nuestro rastro, llegamos hasta Jerusalén, por nuestras prácticas, por nuestras creencias.

Pero en el siglo XVI se nos llamaba anabautistas. ¿Por qué se nos llamaba así? Anabautista significa «rebautizador», o «rebautizante» si se puede usar la palabra; pero se nos llamaba rebautizadores por insistir en que el bautismo es una ordenanza solamente para los creyentes.

Resulta que en la Iglesia católica y protestante, bautizan a los bebés, los Bautistas no lo hacemos, de tal manera en que cuando alguien acepta a Cristo ¿qué hacemos? lo metemos al bautisterio. Y la gente dice: «¡pero yo ya me bauticé!» ¿Cuándo se bautizó? -«Cuando era un bebé.» Bueno, ¿cuando usted se bautizó ya era un creyente en Cristo? -«Claro que no, ¡porque era un bebé!» Entonces tu bautismo no vale, tienes que bautizarte. Y nos dice la gente: «¿Me tengo que volver a bautizar?» No. no te están volviendo a bautizar. Nunca te bautizaron, solamente te echaron unas gotas de agua en la frente y tuvieron una gran pachanga, pero tú como bebé no sabías lo que estaba pasando.

Entonces, nosotros los bautistas insistimos en que una persona una vez que acepta a Cristo, debe de bautizarse, y por eso nos apodaron rebautizadores, anabautistas. Pero no nos gustaba esto de «ana», y entonces nos quitamos el sobrenombre de rebautizadores, y orgullosamente aceptamos ahora el sobrenombre de bautistas, porque no estamos rebautizando, nosotros no creemos en rebautizar. Si tú ya eres bautizado en una Iglesia de misma fe y práctica, eres un bautista, tienes la misma fe que nosotros, practicas lo mismo que nosotros, y fuiste bautizado por inmersión, sumergido, metido bajo el agua ¿qué es lo que quiere decir? no te vamos a volver a bautizar.

Cuando hay hermanos que vienen de otras Iglesias, de la misma fe, de la misma práctica, que creyendo en la fe de Cristo han sido sumergidos, metidos en agua, no se tienen que volver a bautizar, porque no creemos en rebautizar. Por eso nos quitamos el sobrenombre de anabautistas o rebautizadores y nos llamamos solamente bautistas, porque creemos nosotros que no te estamos rebautizando, te estamos realmente bautizando escrituralmente.

A propósito, entre paréntesis, si ustedes se han bautizado en una Iglesia local que cree que la salvación se pierde, ustedes deben de volverse a bautizar, porque usted no es salvo, porque usted no puede ser salvo y creer que puede perder esa salvación, que es dada por fe, por gracia en la fe de Cristo Jesús. Usted puede fallar pero Dios no le va a fallar, entonces usted debe de bautizarse.

Pero bueno, orgullosamente, somos Bautistas. Unos dirán: «Hay, pero eso divide.» No. Eso identifica. ¿Por qué tenemos miedo de decir lo que somos?, ¿por qué es que a tanta gente le preguntan en las Iglesias «y ustedes qué creen» y no pasan de hablar en lenguas y de santidad y sólo eso saben?, porque no les enseñan doctrina, pregúntenle a su Pastor ¿qué es lo que creemos nosotros?, ¿cuáles son nuestras doctrinas?

Cuando uno conoce la doctrina, conoce la Palabra. La doctrina te separa. Pero si yo digo: «no hago énfasis en doctrina» es porque no tengo doctrina. Algunos no aprecian lo que yo he dicho ahora, pero yo te propongo que al menos deberías de apreciar que te decimos lo que somos y lo que creemos. No tenemos que esconder absolutamente nada.

¿Cómo funciona una Iglesia Bautista? La Biblia enseña que todo debe hacerse decentemente y con orden. No voy a hacer un recuento exhaustivo de la historia de la Iglesia Bautista, pero en las librerías pueden encontrar un libro que se llama «El Rastro de la Sangre», puede ver ahí toda la historia de la Iglesia Bautista.

Veamos entonces en 1 Corintios 14:40, que nos dice: «pero hágase todo decentemente y con orden.» Entonces, en una Iglesia Bautista, todo se hace decentemente y con orden. En realidad, las Iglesias Bautistas se caracterizan por hacer las cosas en orden, y aunque asistan personas que les gusta el desorden, en la Iglesia no se siente. E interpretan el orden como que no es espiritual «muy rígido», dicen: «Es que ahí el Pastor es muy estricto.» Un Pastor Bautista es obediente al mandato de Dios, que todo debe hacerse decentemente y con orden. Me gustaría que tuvieran orden, el problema es que no lo hacen ni decentemente. ¡Cuántas tranzas hacen! Cualquiera se para y renta un cuartito allá y pone su Iglesia. No hay preparación, no hay estudio, se enojan con el Pastor y se va un grupo y comienzan su Iglesia, y ponen de Pastor a alguien que no tiene ninguna enseñanza, ningún entrenamiento, no tiene la unción del Espíritu Santo, no son llamados por el Señor, no tienen conocimiento de la Biblia, no respetan la Biblia, y por eso es que no se hacen las cosas decentemente, y es por eso que no se hacen las cosas con orden.

Me preguntan a veces ¿es usted Pastor? sí, ¿qué clase de Pastor? Bautista. ¿Sabe usted qué dicen? «¡Ah! Ustedes son bien ordenados.» ¿Por qué? ¿Porque somos mejores? No. Porque si la Biblia dice «háganlo todo decentemente y con orden» voy a hacerlo todo decentemente y con orden.

Pero vamos a ver entonces cómo funciona una Iglesia Bautista.

Primero: Su gobierno es Eclesiástico, es democrático, es la congregación de miembros la que decide, por mayoría de votos, los asuntos de interés general, todo se somete a la autoridad de la Iglesia local que es la membresía, por eso es que existen las reuniones anuales, por eso cuando hay algún asunto importante venimos a la Iglesia y la Iglesia vota, dice «estamos de acuerdo.»

Cuando hay una tremenda armonía entre los líderes y la Iglesia, no hay ningún problema, pero hay lugares donde no la hay y eso es peligroso, porque si los miembros andan en la carne y no en el espíritu, y si no hay confianza de la membresía hacia el Pastor, eso causa divisiones.

Tristemente, hay Iglesias bautistas en que el Pastor se convierte en un empleado de la Iglesia, en un asalariado. Ya sabemos claramente que la Biblia dice que el Pastor no es un asalariado, el Pastor es el hombre de Dios, el varón de Dios, que Dios ha puesto ahí. Pero el varón de Dios que sabe que Dios lo ha puesto ahí, toma en cuenta a la Iglesia para que la Iglesia participe.

Pero también, cuando el Pastor está convencido de algo, y él dice: «esto es lo que Dios quiere», aunque la congregación esté en contra, la congregación debe ceder a la autoridad pastoral, y a algunos no les gusta eso, pero incluso aquí hay controversia en esto pues hay Pastores Bautistas que dicen: «yo soy el que manda aquí y punto»; y eso más que ayudar a la Iglesia ha destruido a las Iglesias.

Yo creo en la autoridad pastoral, yo creo firmemente en eso, pero también creo que debe tomarse en cuenta la membresía de la Iglesia. ¿Por qué? Porque lo debemos hacer en orden. Queremos que la Iglesia sepa lo que está pasando, que sepa porqué hacemos lo que hacemos, y no estén ignorantes de lo que estamos haciendo y por qué lo estamos haciendo.

Segundo. Los oficiales son dos en la Iglesia local: Los Pastores y los Diáconos.

Los Pastores son llamados por la Iglesia local. Yo sé que hay diferencias cuando una Iglesia es nueva: el Pastor va y comienza la obra, es enviado por una Iglesia local, él comienza a ganar almas para Cristo, comienza a entrenar a los convertidos y él es el Pastor fundador. La Iglesia no lo llamó a él, él salió a buscar almas y fundó una Iglesia; pero si ese Pastor se retira, fallece, se va… la Iglesia tiene que buscar un Pastor, tienen que orar, tienen que ayunar, tienen que, con un espíritu de humildad, pedir al Señor que les dirija para buscar un hombre de Dios, y para que Dios envíe ahí un hombre de Dios, pero una vez que el hombre está ahí, la Iglesia se somete a la autoridad del varón de Dios.

Los requisitos, se encuentran en 1 Timoteo 3:1-7, en Tito 1:5-9. El cargo del Pastor también recibe otros nombres, como «anciano», que quiere decir Presbítero en griego, según Hechos 20:17; en otros lugares se les llamó «obispos», Hechos 20:28. Oiga bien eso: el Pastor merece respeto, admiración, amor y consideración debido a su cargo según Hebreos 13:7, y según Hebreos 13:17 y según 1 Timoteo 5:17. El Pastor es la autoridad espiritual dentro de la Iglesia, es ungido por el Señor y debe ser apoyado por su Iglesia.

Ahora, yo no creo que encontraría a un Pastor en desacuerdo con eso, pero los miembros, ¡qué difícil es a veces para la Iglesia someterse a la autoridad pastoral! Pero tengo que decir esto, hay Pastores que han abusado de su autoridad pastoral, y aquí viene el balance, para no abusar de mi autoridad pastoral, se toma en cuenta a la Iglesia. En asuntos como «vamos a vender el edificio», no puede decir nada más el Pastor: «¡ya vendí el edificio, hermanos!» Hay Pastores que lo han hecho, y ha habido abuso de la autoridad pastoral, por eso es que los miembros se han puesto ariscos, y entonces no dejan que el Pastor tenga ninguna autoridad, le dicen: «tú vas a trabajar para nosotros, te vamos a pagar un salario y aquí tú no mandas, la congregación manda.» Tienen de empleado al Pastor. El Pastor no sabía que eso era así: «lo vamos a poner quieto» nada más.

Pero te vas a enfrentar a un gran problema, ¿por qué?, ¿porque el pastor es un dictador? no, porque hay miembros que han entendido que la Iglesia tiene autoridad, pero han entendido también la autoridad pastoral. Y a propósito está bien fácil, ¿quieren que yo me vaya? Dejen de venir todos un domingo. Un domingo no venga nadie y yo perfectamente entenderé que ya no me quieren de pastor. Pero mientras haya locos que vienen a escuchar esto, el que se va a ir es otro. «Pastor, eso es ser dictador», no hermano, eso es seguir la dirección de la mayoría. Y a propósito, si cada semana se me están yendo miembros, hay algo mal, estoy haciendo algo mal, porque si hay una buena armonía entre el Pastor y la Iglesia, los miembros no tienen que irse, al contrario, están viniendo miembros.

Pero el Pastor no enseña eso porque van a abusar. -«Yo no voy a enseñarle eso a los miembros, porque todos los miembros me van a correr.» ¿Por qué tenemos miedo?, ¿quién nos llamó? yo creo que Dios me puso aquí, yo no tengo porqué tener temor de un hermano, de una hermana que tenga talentos, que tenga dones y que los esté usando, ¿por qué, si Dios me puso aquí? Si Dios me puso aquí, Él me va a mantener aquí, si Dios quiere que vaya a otro lugar, Él me va a llevar a otro lugar. Pero entonces, tiene que haber respeto, tiene que haber consideración al Pastor.

Los Diáconos, el término griego significa: «servidor de mesas.» Los Diáconos no eran líderes, eran servidores, hermanos que se habían ganado la confianza de los miembros de la Iglesia a través de su buen testimonio.

En California, las leyes requieren que en una organización como esta, que es non-profit, organización libre de lucro, requieren que haya una mesa directiva, por razón de las leyes de California, en nuestra Iglesia, los Diáconos fungen como miembros de esa mesa directiva. Ellos eligen un director de los Diáconos, que en cuestiones legales representa a nuestra Iglesia.

Cuántas veces el presidente de los Diáconos firma cuando hacemos un préstamo, el Pastor firma probando que es quien representa la Iglesia, pero el que firma, por términos legales es otra persona.

Pero los Diáconos, sus requisitos están en Hechos 6:1-6, 1 Timoteo 3:8-13. El Diácono debe estar lealmente al lado de su Pastor para apoyarle en los planes que competen a la Iglesia: nunca deben erigirse como juez, o jefe del Pastor o jefe de la congregación. Y esto les molesta a muchos, porque hay Iglesias, donde la autoridad del Diácono vale más que la autoridad del Pastor. Es más, yo he conocido Iglesias en que los Diáconos aprueban lo que el Pastor puede o no predicar. Yo le voy a ser sincero, va a ser un día muy, muy frío en el infierno cuando yo les pregunte a los Diáconos que mensajes puedo predicar y cuales no. Yo creo que el Pastor le da cuentas a Dios.

Y la Iglesia acepta eso no porque el Pastor sea un dictador, sino porque el Pastor debe tener libertad del espíritu para predicar lo que el espíritu quiere decirle a la Iglesia. Usted dice «Pastor, pero eso es una tremenda dificultad.» No, si somos guiados por el Espíritu de Dios; no, si hacemos las cosas decentemente y con orden.

Si yo empiezo a robar a la Iglesia, maltratar a la Iglesia, por favor, córranme. Estoy hablando en serio.

Doy gracias a Dios que como hacemos las cosas decentemente y con orden nosotros no tocamos dinero, no manejamos dinero, la verdad es que para ser honesto yo recibo un cheque cada 16 del mes y cada primero del mes. La Iglesia me paga a mí un salario y yo vivo con ese salario. Yo considero un privilegio predicar, yo considero un privilegio ser parte del equipo pastoral de esta Iglesia. Yo no considero que soy hábil, que me tienes que aguantar, que tienes que venir, que tienes que hacer… yo les digo: «gracias hermanos porque me aguantan, gracias porque me soportan, gracias porque están aquí para hacer juntos la obra del Señor.»

Yo no tengo por qué tener miedo y ustedes tampoco. Yo no tengo que tener miedo de decirles: «ustedes son los miembros, ustedes son dirigidos por el Espíritu Santo y ustedes no tienen qué tener miedo de que el Pastor tome su autoridad pastoral», porque todo lo que hacemos lo hacemos decentemente y con orden.

Estoy simplemente dando las características de la Iglesia Bautista.

La Primera Responsabilidad de la Iglesia es: la adoración. La Biblia dice así: «los verdaderos adoradores adorarán al Padre en espíritu y en verdad; porque también el Padre tales adoradores busca que le adoren», Juan 4:23. Para este propósito de adoración, la Iglesia ha dispuesto un lugar, el templo o un lugar apartado para rendirle culto a Dios, Hechos 2:43-47. Dios está en todas partes, pero no en todas partes se adora a Dios con la misma intensidad y exclusividad como se hace dentro de la Iglesia local. Esa es responsabilidad de la Iglesia, proveer un lugar para que se adore el nombre de Dios. Por eso a usted como miembro le pedimos que traiga sus diezmos y ofrendas, ¿para qué son los diezmos y ofrendas? para el sostenimiento de la obra de Dios.

Me dice: «yo soy parte de la Iglesia Universal, yo no diezmo, nosotros estamos en la gracia.» Hay personas que ni creen en el diezmo, porque están bajo la gracia. No, lo que pasa es que no quieren dar a la Iglesia, eso es todo.

¿Sabía usted que la gracia es mayor? Tan sólo usted habla del diezmo «¿qué no sabe usted, Pastor, que estamos en la gracia?» Bueno, la gracia es mayor, ¿qué tanto va a dar arriba del diezmo? Dice el miembro «mejor quedémonos con la ley.» La gracia es mayor, el diezmo es lo menos que deberíamos de dar, pero es mi responsabilidad sostener la obra de Dios, es mi responsabilidad dar como Dios me ha prosperado para proveer un lugar donde se predica y se enseña la Palabra de Dios, y a propósito, sus diezmos y ofrendas deben de ir a la Iglesia local.

Como usted sabe, nosotros tenemos un programa de televisión, pero ningún miembro de ninguna otra Iglesia debería mandar sus diezmos a mi programa de televisión, debería dar sus diezmos a su Iglesia local. Pero yo oí a un predicador de la televisión decir: «envíennos sus diezmos y ofrendas a esta dirección», ¡jamás! Entrega tus diezmos a tu Iglesia local porque es ahí donde Dios te ha puesto para que ahí cumplas con tu responsabilidad de proveer un lugar para la predicación y la adoración del nombre de Dios.

Segunda Responsabilidad de la Iglesia es la evangelización. La Iglesia no puede olvidar la gran comisión, Mateo 28:19-20. Los Bautistas promovemos el Evangelio en acción, nos movilizamos personal y masivamente; estamos siempre interesados en la salvación de las almas que están sin Cristo y rumbo al infierno, es por eso que hablamos de Cristo, por eso predicamos el Evangelio: el bautista está interesado en ganar las almas para Cristo, para que se salven de la condenación eterna en el infierno.

Oramos por los enfermos. Sí. Damos consejería, amén… pero lo más importante de un alma es que sea salva de la condenación eterna y del infierno. ¿De qué te sirve irte sano al infierno? Mejor con cáncer y una muela podrida, pero Gloria a Dios, vas para el Cielo.

Tercera Responsabilidad. Tenemos que denunciar. La Iglesia debe expresarse públicamente contra el pecado que azota a la humanidad. Debe de pronunciarse contra la inmoralidad, los crímenes violentos y todo lo que no es de acuerdo a Dios y lo que es correcto, bíblicamente hablando. El bautista predica. -«No, pues que se enojó fulano», pues que se enoje. -«Que no le gustó a la hermana», que se enoje la hermana; pero nosotros tenemos que denunciar el pecado, eso está en Juan 17:15-17. No somos de este mundo, pero no podemos ignorar que estamos en este mundo, y por eso tenemos que participar y predicar, y hablar, y exaltar el nombre de Dios, la santidad de Dios.

Cuarta Responsabilidad. La comunión, la Iglesia debe promover el compañerismo entre sus miembros, Hechos 2:43-47, Hechos 4:32-35; quisiera hablar mucho sobre eso, porque a muchos no les gusta tener compañerismo con los otros hermanos, pero parte de la responsabilidad de la Iglesia es el compañerismo, las reuniones aparte, a las reuniones públicas tenemos que asistir, ¿para qué? para tener comunión con los hermanos.

Quinta Responsabilidad. La enseñanza y aprendizaje. Los bautistas tenemos la Biblia como el texto de fe y practica, porque creemos que la Biblia es la Palabra de Dios. Nosotros no creemos que contiene la Palabra, creemos que la Biblia desde el principio al fin, es toda la Palabra de Dios.

Su estudio nos capacita para toda buena obra, 1 Timoteo 4:13-16, 2 Timoteo 2:2, 2 Timoteo 3:16-17 nos dice, que la Biblia nos capacita y aprendemos de Dios para vivir para Dios, para agradar a Dios, para hacer un testimonio vivo a este mundo.

Yo sé que he hablado mucho, y me falta mucho, pero se ha dicho suficiente para que amemos y apreciemos la Iglesia local. Algunos hermanos dicen: «esta es mi Iglesia», cuando todo está bien. Cuando te enojas con un hermano o la Iglesia hizo algo que no te pareció, entonces dices: «ay, yo no sé qué está pasando con esa Iglesia.» Cuando están bien conmigo dicen: «ese es mi Pastor» y hasta porras echan, pero no vaya a ser que yo predique algo con lo que no están de acuerdo. -«¿Oíste lo que dijo ese Pastor?» Antes decías: «mi Iglesia», ahora dices «la Iglesia»; antes decías «mi Pastor», hoy dices: «el Pastor.»

Y a propósito, para muchos de ustedes no importa si yo me quedo aquí 50 años, nunca voy a ser su Pastor, porque dicen: «No, él es el Pastor de mi Iglesia,» cómo te cuesta decir «Él es mi Pastor.» ¿Sabes por qué? porque nunca me has permitido que yo sea tu Pastor, pero yo sí te puedo decir con toda seguridad: tú eres mi miembro, porque yo sí entiendo lo que es la Iglesia. Usted todavía no ha entendido.

Y qué triste es una oveja sin Pastor, qué triste es una oveja sin Iglesia, qué triste que para muchos de ustedes sea nada más venir aquí, reunirse, cantar unos cantos y te vas. No hermano, este es un lugar muy importante, hemos sido llamados afuera y sido puestos aquí, con responsabilidades, puestos aquí para llevar adelante la obra del Señor, puestos aquí para enseñar la Palabra de Dios. Puestos aquí para mandar a otros a abrir otras Iglesias, puestos aquí para exaltar el nombre del Señor.

¿Qué tan fiel es usted a la Iglesia? ¿Qué tan fiel es usted al liderazgo de la Iglesia? No tenga pena de llamarse Bautista, sí es cierto, somos cristianos, somos evangélicos, somos Aleluyas; pero la palabra Bautista tiene un gran significado, se ha pagado un gran precio. Qué triste que hay bautistas quitándose el nombre de bautistas porque no quieren ser identificados. Y qué engañadores son, porque si eres Bautista, decláralo; dilo. No te avergüences, enseña tu doctrina, que la gente sepa qué es lo que crees.

O más bien, qué es lo que no crees, porque no haces énfasis en doctrina. La doctrina está en la Palabra de Dios, cuando yo declaro que no hago énfasis en la doctrina, lo que estoy diciendo es que no enfatizo la Biblia, pero ni siquiera piensan que es eso lo que están diciendo. Pero nosotros, en esta Iglesia, enfatizamos la doctrina, enfatizamos la Biblia.

No me da pena decir lo que creemos, esta es una de tantas doctrinas que estoy enseñando, porque yo quiero que usted sepa qué es lo que creemos.  Que usted sepa qué es lo que creemos, por qué lo creemos, de dónde lo sacamos; y por qué es que nos ponemos nuestro nombre de Bautistas. Por la gracia de Dios, no nos lo vamos a quitar, porque el día que te quites tu nombre y quién eres, te estás avergonzando de quién eres. Dilo, esto es lo que somos, esto es lo que creemos. Somos Bautistas. Amén.

No Cuelgues Tu Arpa

No Cuelgues tu Arpa

Pastor Gil Torres

Éxodo 15:1-3: «Entonces cantó Moisés y los hijos de Israel este cántico a Jehová y dijeron: «Cantaré yo a Jehová porque se ha magnificado grandemente. Ha echado en el mar al caballo y al jinete. 2Jehová es mi fortaleza y mi cántico. Y ha sido mi salvación. Este es mi Dios, y yo lo alabaré; Dios de mi padre, y lo enalteceré. 3 Jehová es varón de guerra; Jehová es su nombre.»

Aquí en el capítulo 15, estaban cantando, y en este canto estaban alabando a Dios. Parte del culto, del servicio de nosotros, de la Iglesia, es cantar; y qué bueno que podemos venir y cantar los himnos y los cánticos y toda la música especial, todo lo hacemos porque servimos a un Dios de victoria, servimos a un Dios y aquí en este capítulo en particular, ellos estaban cantando porque en el capítulo 14, vemos la historia en que Dios hizo el gran milagro de partir el Mar Rojo.

Ellos salieron de Egipto, tras los 400 años que estuvieron bajo la esclavitud, y Dios los rescató por medio de un varón que él usó, Moisés y salieron de ahí después de tantas pruebas y dificultades.

Estaban dispuestos para ir a alabar a su Dios y dice la Biblia que Dios los dirigió a un lugar, y este lugar era un lugar peligroso, difícil, porque del lugar donde estaban, no había salida. Tenían el Mar Rojo delante de ellos y los montes a los lados. Y cuando miran hacia atrás, de donde salieron de Egipto, ven que viene un ejército contra ellos.

Dice la Biblia que el Faraón de repente se arrepintió de dejarlos ir libres y él vino contra ellos y ellos podían ver ese gran ejército. Dice la Biblia que tenían temor y no sabían qué hacer, porque no podían huir porque no había para donde ganar y de repente en medio de todo esto, había desesperación, estaba la gente angustiada, había nervios y no sabían ni cómo le iban a hacer, y el hombre de Dios, Moisés, se dirigió Dios a él y le dijo: «Moisés, no te preocupes, vamos a hacer un milagro, la gente me va a reconocer el día de hoy, se encuentran en una situación muy difícil, muy peligrosa, pero acuérdate quién te dirigió a este lugar, tú no escogiste este lugar, yo te traje a este lugar con esa gran cantidad de gente.»

Y en el capítulo 14, dice la Biblia que ahí, Moisés, delante de toda la gente, baja su bastón y el Mar Rojo se aparta, se divide. Y dice la Biblia que cuando ellos vieron esto, Dios dijo: «Quiero que ustedes desciendan, van a entrar ahí y van a caminar por la tierra, va a estar seco todo en el medio, va a haber un muro de agua por un lado y otro muro de agua por otro lado. Y ustedes van a caminar hacia adelante, yo voy a estar con ustedes, y yo los voy a dirigir.»

Y ustedes saben la historia, así pasa. Ellos descienden, y pasan, así lo hacen. Descendieron, dice la palabra de Dios, y la historia cuenta que ellos van caminando en medio del Mar Rojo y salen por el otro lado, y de repente las aguas, antes de descender de nuevo, los que venían atrás de ellos entran también porque dicen: «nosotros también vamos a pasar por ahí» pero no sabían que ese camino no era para ellos, era para los hijos de Dios, que Dios iba a cuidar a su pueblo, y ellos pensaban que podían seguirlos. Y bajaron para perseguirles y dice la Biblia que de repente caen las aguas sobre ellos.

Y cuando los hijos de Dios salen al otro lado, ven lo que Dios hizo y comienzan a cantar, comienzan a alabar a Dios, comienzan a reconocer: «¡Qué maravilla! ¡Mira qué Dios tan grande tenemos!» Y nosotros como creyentes, cantamos también porque somos hijos de victoria.

Nosotros ya hemos leído la Biblia, de Génesis a Apocalipsis y al fin de todo, nosotros ganamos. Al fin de todo vamos a estar con Dios, el Rey de Reyes y el Señor de Señores. Todo esto se va a terminar, todos los problemas, todo lo que está pasando, un día cesará todo eso y estaremos con el Señor y por eso nosotros podemos cantar. Y por eso podemos estar gozosos. Y aquí ellos estaban cantando porque acaban de ver una gran victoria.

En Jueces 4:13-15, vemos: «Y reunió Sísara todos sus carros, novecientos carros herrados, con todo el pueblo que con él estaba, desde Haroset-goim hasta el arroyo de Cisón. 14Entonces Débora dijo a Barac: Levántate, porque este es el día en que Jehová ha entregado a Sísara en tus manos. ¿No ha salido Jehová delante de ti? Y Barac descendió del monte de Tabor, y diez mil hombres en pos de él. 15Y Jehová quebrantó a Sísara, a todos sus carros y a todo su ejército, a filo de espada delante de Barac; y Sísara descendió del carro, y huyó a pie.»

Tenemos que entender un poco de la historia. Se encuentran aquí en una situación muy difícil. Viene contra ellos este ejército y dice la palabra de Dios que Débora le dice a Barac: «No te vayas a desanimar, tú sigue adelante, Dios tiene un plan, Dios nos prometió que nos va a cuidar, Él se encargará, Él va a pelear para nosotros, Él puede ver todo lo que está pasando, Él sabe lo que viene, Él conoce muy bien el porvenir y Dios nos ha dado la victoria.»

Dios conoce lo que ustedes están sufriendo hoy. Hay unos aquí que están viviendo bajo sus circunstancias y hay otros que están viviendo sobre sus circunstancias.

La vida es una prueba. Ustedes están viviendo su vida en una de tres cosas: En una prueba; entrando a una prueba; o saliendo de una prueba. Pero, la vida en sí es una prueba.

Yo no entiendo los que predican: «Pare de sufrir.» Yo no sé cuál Biblia están leyendo.

La Biblia dice que al ser creyente uno va a sufrir. Al entregarse a Dios va a haber sufrimiento, va a haber dolor, va a haber fracaso, pero aún en todo, todavía tenemos la victoria. Y aquí ellos vieron la victoria. Veamos ahora Jueces 5:1-3, dice: «Aquel día cantó Débora con Barac hijo de Abinoam, diciendo: 2Por haberse puesto al frente los caudillos en Israel, Por haberse ofrecido voluntariamente el pueblo, Load a Jehová. 3Oíd, reyes; escuchad, oh príncipes; Yo cantaré a Jehová, Cantaré salmos a Jehová, el Dios de Israel.» ¿Qué están haciendo? Están cantando. ¿Por qué están cantando? Porque acaban de tener una victoria. Es fácil cantar cuando tenemos victoria. Es fácil cantar cuando uno sale de una prueba.

Cuando los hijos de Israel salieron del Mar Rojo, antes de entrar, no estaban cantando, pero al salir por el otro lado, estaban cantando. Estaban cantando porque acaban de ver una victoria, acababan de ver la mano de Dios, y aquí otra vez vemos que ven la mano de Dios y comienzan a cantar.

Yo no sé tú, pero cuando tengo gozo en mi corazón, eso me causa cantar. Yo cuando me baño me gusta cantar de vez en cuando, yo no soy bueno para cantar, no tengo voz para cantar, Gloria a Dios que mis hijos sí cantan bien, pero yo no. A veces yo me estoy bañando, y cantando y de repente uno de mis hijos escuchan por afuera que estoy cantando y gritan: «Papá, ese canto que tú estás cantando, reconozco la melodía de ese himno, pero las palabras que tú estás usando no son correctas, así no es ese canto» y yo les grito del baño «Pues ese canto es mío, es personal, este es mío, el que Dios ha puesto en mi corazón.» Pero yo cambio una palabra aquí y una palabra ahí, y la ajusto para lo que está pasando en mi vida, y yo lo canto al Señor ¿por qué? porque tengo un gozo en el corazón, porque tengo una alegría.

Y qué triste, cuando nosotros perdemos eso. Qué triste cuando la vida se pone tan difícil que ya no podemos cantar porque por dentro estamos sufriendo, estamos deprimidos, estamos desanimados, y Dios no quiere que sea así. Dios quiere que estemos siempre cantando. Como en Apocalipsis 7. Estoy hablando del gozo del Señor en referencia a lo que es el cantar cuando tenemos gozo. Apocalipsis 7:1-4 dice: «Después de esto vi a cuatro ángeles en pie sobre los cuatro ángulos de la tierra, que detenían los cuatro vientos de la tierra, para que no soplase viento alguno sobre la tierra, ni sobre el mar, ni sobre ningún árbol. 2Vi también a otro ángel que subía de donde sale el sol, y tenía el sello del Dios vivo; y clamó a gran voz a los cuatro ángeles, a quienes se les había dado el poder de hacer daño a la tierra y al mar, 3diciendo: No hagáis daño a la tierra, ni al mar, ni a los árboles, hasta que hayamos sellado en sus frentes a los siervos de nuestro Dios. 4Y oí el número de los sellados: ciento cuarenta y cuatro mil sellados de todas las tribus de los hijos de Israel.»

Y ahora, en Apocalipsis 14:1-3, nos dice: «Después miré, y he aquí el Cordero estaba en pie sobre el monte de Sión, y con él ciento cuarenta y cuatro mil, que tenían el nombre de él y el de su Padre escrito en la frente. 2Y oí una voz del cielo como estruendo de muchas aguas, y como sonido de un gran trueno; y la voz que oí era como de arpistas que tocaban sus arpas. 3Y cantaban un cántico nuevo delante del trono, y delante de los cuatro seres vivientes, y de los ancianos; y nadie podía aprender el cántico sino aquellos ciento cuarenta y cuatro mil que fueron redimidos de entre los de la tierra.»

Fueron redimidos ¿y saben lo que estaban haciendo? estaban cantando, ¿por qué? porque tenían el gozo de Dios en su corazón. Y dice la Biblia que era un canto que nadie más podía cantar, sólo ellos estaban cantando. En Apocalipsis 15:1-3, vemos: «Vi en el cielo otra señal, grande y admirable: siete ángeles que tenían las siete plagas postreras; porque en ellas se consumaba la ira de Dios. 2Vi también como un mar de vidrio mezclado con fuego; y a los que habían alcanzado la victoria sobre la bestia y su imagen, y su marca y el número de su nombre, en pie sobre el mar de vidrio, con las arpas de Dios. 3Y cantan el cántico de Moisés siervo de Dios, y el cántico del Cordero, diciendo: Grandes y maravillosas son tus obras, Señor Dios Todopoderoso; justos y verdaderos son tus caminos, Rey de los santos.»

Aquí estaban otra vez. Dice la Biblia que tenían las arpas y estaban otra vez cantando el cántico de Moisés, ¿cuál era? el que leímos en Éxodo 15. Dice también que estaban cantando el cántico del Cordero. Y estaban alabando a Dios y reconociendo a Dios.

Ustedes entienden que aquí está hablando del Cielo y que nosotros un día, como creyentes, estaremos en el Cielo, cantando continuamente delante de Dios, ¿por qué? porque vamos a estar gozosos y contentos y en paz y no nos va a quedar de otra que cantar. Y vamos a cantar.

Dios quiera que nosotros tengamos mucha práctica aquí, antes de llegar allá. Dios quiere que nosotros estemos gozosos aquí, antes de estar allá.

Dios quiere que nosotros tengamos en nuestro corazón un gozo que nos cause cantar, y este gozo no tiene nada que ver con lo que está pasando en su vida, este gozo tiene que ver con lo que Dios ha hecho en el interior de tu corazón. Esto no tiene que ver con nada de lo que está pasando afuera, todo esto tiene que ver con lo que está pasando adentro.

Desgraciadamente la mayoría de nosotros cantamos dependiendo de lo que está pasando afuera. ¿Y tú por qué cantas?: «Porque estoy bien vestido. Es que Dios me ha cuidado. Es que Dios me ha dado salud. Es que Dios me ha dado esto. Es que me ha dado aquello…» Y tú dices y alabas a Dios y le das gracias y no hay nada malo en reconocer las bendiciones de Dios, pero qué triste que estamos cantando por las bendiciones de Dios y no solamente por el hecho de que Dios es real y que lo amamos y que él nos ama a nosotros.

Parece que nosotros estamos motivados más por lo que Dios puede hacer por nosotros, en vez de estar motivados por el hecho de que Dios es amor y nos amó a nosotros antes de que nosotros pudiéramos amarlo a Él.

Algunos estaremos contentos de recibir todas las bendiciones de Dios, y decimos: «Dios, en verdad no te necesito a ti, pero las bendiciones, eso sí… entrégamelas.»

Moisés estaba por entrar a la Tierra Prometida, y Dios se la enseñó y de repente le dice Moisés al Señor: «Yo puedo ver esas bendiciones, puedo ver la Tierra Prometida, pero si tú no vas conmigo, Señor, yo no voy.» ¿Qué estaba diciendo Moisés? Que para él, el gozo de su vida era Dios, no eran las bendiciones. Y muchos de nosotros, nos encontramos motivados por las bendiciones de Dios y no por Dios. Y es tan fácil hacerlo. Ahora, en 1 Samuel 18:6-7, nos dice: «Aconteció que cuando volvían ellos, cuando David volvió de matar al filisteo, salieron las mujeres de todas las ciudades de Israel cantando y danzando, para recibir al rey Saúl, con panderos, con cánticos de alegría y con instrumentos de música. 7Y cantaban las mujeres que danzaban, y decían: Saúl hirió a sus miles, Y David a sus diez miles.» Otra vez, otro ejemplo de cantar después de la victoria. ¿Por qué estaban cantando? porque en el capítulo 17, todo el pueblo sufría de gran temor porque estaba Goliat, el Gigante, y estaba el campeón de los filisteos, sobre un monte, y había un valle y los israelitas estaban al otro lado y los retaba y le decía: «Manden a alguien contra mí, a ver si en verdad pueden.» Y dice la Biblia que maldecía a Dios, y hablaba mal de Dios y todos se quedaban ahí paralíticos, nadie se movía, nadie decía nada y de repente llega el Rey David, llega para dar una comida a sus hermanos y de repente ve a Goliat y escucha y dice: «¿Qué está pasando aquí? ¿Por qué es que están todos así? ¿Por qué tanto temor? ¿No escuchan lo que él está diciendo? Está hablando contra nuestro Dios, el que nosotros servimos.» Lo miraron a él y le dijeron: «¿Qué tú no ves lo que estamos viendo nosotros? Mira el tamaño de ese hombre, y él quiere que uno de nosotros se pelee contra él ¿quién va a poder hacer eso? Mira a tu alrededor, David.»

Y David los escuchaba y los escuchaba, y de repente a David se le ocurrió hacer algo que ninguno de ellos quería hacer, a David se le ocurrió mirar más arriba y mirar a su Dios, y cuando él puso los ojos en Jesús, cuando él puso los ojos en Dios y comenzó a verlo, dijo: «Mira, la única cosa que yo puedo ver es a Dios y cuando yo veo a Dios y veo a Goliat, Dios es mucho más grande que él.»

Dijo: «Este problema, no es nada para mi Dios,» y ustedes saben la historia, él se anima y mata a Goliat. Y ahora todos están cantando.

Es fácil cantar cuando hay victoria. Es fácil cantar cuando la Iglesia va bien, cuando la Iglesia está creciendo, cuando gente está siendo salva y bautizada y uno está viviendo sin problemas, cuando tienes tú tienes buena salud, cuando te va bien en tu matrimonio y tienes buen trabajo, y tus bienes están pagados, y en tus finanzas todo está cubierto y tú vas bien, y todo bien delante de Dios y no tienes ningún problema, ni miedo grande y todo va bien, podemos cantar.

Es cuando las cosas no van bien que se pone difícil. Ahora, Salmos 137:1-4 dice: «Junto a los ríos de Babilonia, Allí nos sentábamos, y aun llorábamos, Acordándonos de Sión. 2Sobre los sauces en medio de ella, Colgamos nuestras arpas 3Y los que nos habían llevado cautivos nos pedían que cantásemos, Y los que nos habían desolado nos pedían alegría, diciendo: Cantadnos algunos de los cánticos de Sión. 4¿Cómo cantaremos cántico de Jehová en tierra de extraños?»

Aquí los tenían cautivos, y parece que ellos eran músicos, tenían sus arpas; y dice que los tenían ahí y la gente que los tenía encarcelados o los encargados de ahí, para guardarlos, los vio y les dijo: «Ustedes son músicos, tienen instrumentos, ¿por qué no nos cantan unos cánticos, unas canciones?» y de repente ellos miran a los que están ahí y les dicen: «¿Cómo vamos a cantar si estamos cautivos, si no estamos libres? ¿Tú quieres que cantemos? Eso es para cuando uno está libre, eso es para cuando a uno las cosas le van bien. Pero ahora a nosotros las cosas no nos van bien, ustedes nos tienen cautivos.» Y dice la Biblia que tomaron sus arpas y las colgaron.

Hay unos cristianos aquí que están cautivos, que en tu mente estás cautivo, estás cautivo por un problema que está pasando y no te deja dormir, y no te deja descansar y te turba, y tú has colgado tu arpa. Y Dios dice: «Tú debes estar alegre. Yo todavía estoy sobre el trono. Yo todavía existo, la salvación no la has perdido, todavía estoy hablando en tu vida, todavía estoy transformándote, no cuelgues tu arpa. Yo tengo algo para ti, Yo tengo algo que quiero hacer contigo, mantente alegre, mantente cantando, ¿por qué? porque más somos nosotros que ellos.»

Y nos encontramos cautivos con cosas que pasan, cautivos porque saliste de la oficina con el doctor y te acaba de decir que tienes cáncer; te acaba de decir que tu hijo está enfermo; de repente recibiste una carta y escuchaste que alguien falleció; o de repente no tienes para tus gastos; te dijeron que tu trabajo se va a acabar, y te tiene cautivo, y no puedes encontrar la salida y no sabes cómo le vas a hacer, y estás desesperado y buscando en tu mente y no puedes dormir y no puedes descansar y nadie te puede hablar porque estás angustiado y estás irritado y nervioso, y se nota, ¿por qué? porque has colgado tu arpa, y te has olvidado de a quién estás sirviendo. Estamos sirviendo al Rey de Reyes, al Señor de Señores, el Todopoderoso. No cuelgues tu arpa. No la cuelgues. No pierdas tu gozo.

«No, hermano, usted no conoce mi dolor,» tal vez yo no conozco tu dolor, pero Dios sí lo conoce. Y Dios sabe lo que estás pasando, y Dios nos está diciendo que no estemos cautivos, que no estemos turbados.

Tal vez tu matrimonio no es lo que debe de ser, tal vez tu salud no es lo que debe de ser, tal vez no tienes el dinero que necesitas, tal vez tu ministerio no es todo lo que debe de ser, tal vez tus hijos no son lo que deben de ser, tal vez alguien te ha ofendido, alguien ha hablado mal de ti…, yo no sé qué te haya pasado, pero no cuelgues tu arpa, servimos al Rey de Reyes, al Señor de Señores, y un día estaremos allá con él cantando por la eternidad. No la cuelgues.

Yo sé que somos seres humanos; yo no estoy diciendo que no te deben de afectar las cosas. Dios sabe que vamos a pasar por dolor, nada más te digo no cuelgues tu arpa, porque al colgarla es decir: «ya no la voy a usar, ya no voy a reconocer a Dios, ya no voy a cantar, ya no tengo para qué cantar, las cosas no van bien.» Dios puede cambiar las cosas como no te imaginas. Dios puede transformar tu vida, en vez de tratar de salir de la prueba, en vez de quejarte con Dios: «Dios, sácame de esta prueba, no me gusta,» ¿por qué no te pones a cantar? y a decirle: «Señor, muéstrame lo que me vas a mostrar en esto, ayúdame a crecer por esto, ayúdame a madurar. Desde cuándo te he dicho ‘heme aquí, yo te quiero servir’, y ahora tú me has puesto una prueba, me estás dejando pasar por esto y yo estoy fallando, Señor, he dejado de cantar.»

Segunda de Crónicas, capítulo 20. Qué bueno que es leer la Biblia, está lleno de ejemplos este bendito libro. Quiero que vean algo aquí. Estos ejemplos son para que nosotros vayamos aprendiendo. El versículo uno nos dice: «Pasadas estas cosas, aconteció que los hijos de Moab y de Amón, y con ellos otros de los amonitas, vinieron contra Josafat a la guerra.» Y luego el versículo 20, dice: «Y cuando se levantaron por la mañana, salieron al desierto de Tecoa. Y mientras ellos salían, Josafat, estando en pie, dijo: Oídme, Judá y moradores de Jerusalén. Creed en Jehová vuestro Dios, y estaréis seguros; creed a sus profetas, y seréis prosperados. 21Y habido consejo con el pueblo, puso a algunos que cantasen y alabasen a Jehová, vestidos de ornamentos sagrados, mientras salía la gente armada, y que dijesen: Glorificad a Jehová, porque su misericordia es para siempre. 22Y cuando comenzaron a entonar cantos de alabanza, Jehová puso contra los hijos de Amón, de Moab y del monte de Seir, las emboscadas de ellos mismos que venían contra Judá, y se mataron los unos a los otros.» Ahora, ellos comienzan a cantar antes de la victoria, antes de entrar a la batalla, antes de encontrarse se pusieron a cantar. Y dice la Biblia que Dios de repente les da la victoria.

Yo me hago la pregunta, yo no sé, sólo Dios sabe pero ¿habrá alguien aquí que está pasando por algo difícil y Dios está sólo esperando verte cantar para que él haga algo? Dios está esperando ver tu fe por medio de tu gozo, que no has perdido en medio de esta batalla. Y Dios está diciendo: «Hijo mío, cuando tú cantes como cantas cuando te saco de ahí, cuando cantes igual mientras estás en esa prueba, entonces me alabarás, entonces me mostrarás que me amas a mí y no  necesariamente las bendiciones que te puedo dar.»

Y vamos a pensar, ¿habrá alguien aquí que está pasando por algo y se te ha ido tu gozo y tu paz y Dios te está pidiendo que cantes. En Mateo 26:30 dice: «Y cuando hubieron cantado el himno, salieron al monte de los Olivos.» No vamos a leer toda la historia, pero en el Monte de los Olivos, ahí es donde iban a entregar a Jesús ¿Jesús sabía que lo iban a crucificar? Si. Sin embargo, aquí, se reúne con los discípulos y cantan.

Él sabía lo que iba a sufrir, Él sabía que todo el pecado de la humanidad iba a descender sobre él, Él sabía que su Papá, el Dios Padre, iba a tener que darle la espalda, Él nunca en su vida experimentó eso porque siempre estaba en comunión perfecta con su Padre, y Él sabía lo que le venía, Él sabía que todo iba a descender sobre Él y por un poco de tiempo, su Papá le iba a tener que dar la espalda, pero aún sabiendo todo esto, Él está cantando.

«No, es que tú no me entiendes, hermano,» No, yo no tengo que entenderte, sólo Dios es quien tú necesitas que te entienda, y estamos leyendo lo que él ha escrito.

En Colosenses 3:16 dice: «La palabra de Cristo more en abundancia en vosotros, enseñándoos y exhortándoos unos a otros en toda sabiduría, cantando con gracia en vuestros corazones al Señor con salmos e himnos y cánticos espirituales.» Hoy, Dios espera que nosotros estemos cantando, no porque tienes una tremenda voz, Él ve tu corazón. Si usted está como yo, hasta vergüenza nos da alzar la voz porque todos nos ven. Pero Dios no escucha esa voz, Dios ve tu corazón, Dios ve lo que está en tu interior, y Dios quiere que nosotros tengamos un cántico en el corazón, quiere que estemos siempre gozosos.

En Romanos 8:35 la Biblia nos dice: «¿Quién nos separará del amor de Cristo? ¿Tribulación, o angustia, o persecución, o hambre, o desnudez, o peligro, o espada? 36Como está escrito: Por causa de ti somos muertos todo el tiempo; Somos contados como ovejas de matadero. 37Antes, en todas estas cosas somos más que vencedores por medio de aquel que nos amó. 38Por lo cual estoy seguro de que ni la muerte, ni la vida, ni ángeles, ni principados, ni potestades, ni lo presente, ni lo por venir, 39ni lo alto, ni lo profundo, ni ninguna otra cosa creada nos podrá separar del amor de Dios, que es en Cristo Jesús, Señor nuestro.»

Pablo nunca perdió su gozo, Pablo estaba en una cárcel cantando. Regresando a 2 Crónicas 20:23 dice: «Porque los hijos de Amón y Moab se levantaron contra los del monte de Seir para matarlos y destruirlos; y cuando hubieron acabado con los del monte de Seir, cada cual ayudó a la destrucción de su compañero. 24Y luego que vino Judá a la torre del desierto, miraron hacia la multitud, y he aquí yacían ellos en tierra muertos, pues ninguno había escapado. 25Viniendo entonces Josafat y su pueblo a despojarlos, hallaron entre los cadáveres muchas riquezas, así vestidos como alhajas preciosas, que tomaron para sí, tantos, que no los podían llevar; tres días estuvieron recogiendo el botín, porque era mucho. 27Y todo Judá y los de Jerusalén, y Josafat a la cabeza de ellos, volvieron para regresar a Jerusalén gozosos, porque Jehová les había dado gozo librándolos de sus enemigos. 28Y vinieron a Jerusalén con salterios, arpas y trompetas, a la casa de Jehová. 29Y el pavor de Dios cayó sobre todos los reinos de aquella tierra, cuando oyeron que Jehová había peleado contra los enemigos de Israel. 30Y el reino de Josafat tuvo paz, porque su Dios le dio paz por todas partes.»

¿Qué están haciendo? Entrando a la batalla, estaban cantando; en la batalla, estaban cantando; cuando Dios les dio la victoria, siguieron cantando. Yo no sé en qué estado o situación te encuentras, pero te voy a decir esto: Todo lo puedo en Cristo.

En Enero de 2005, yo comencé el año predicando sobre la importancia de depender más de Dios, yo le dije a mi esposa: «No sé por qué, pero yo siento que este año, 2005, vamos a pasar por algo difícil.» Mi esposa me miró y me dijo: «¿De qué estás hablando?» Dije: «No sé cómo explicarlo, nada más algo me dice que me tengo que preparar porque viene algo, y tú como mi esposa quiero que también te prepares, y le voy a decir a la Iglesia que también nos preparemos porque Dios está bendiciendo, la Iglesia está creciendo, gente siendo salva, vidas transformadas, y algo me dice que antes de llegar al siguiente nivel va a tener que pasar algo. Es bíblico, la Biblia enseña que cuando uno avanza va a haber pruebas y dificultades, y algo me dice que algo va a pasar.»

Y yo comencé el año predicando en la Iglesia, hice cuatro mensajes seguidos del mismo tema, y el tema era «depender más de Dios» y por cuatro semanas les enseñé de eso. Un mes después de que yo terminé esos cuatro mensajes, mi esposa tenía una cita con el doctor y fuimos y le hicieron sus exámenes y todo, y de repente el doctor nos sienta en un cuarto y nos dice: «No tengo buenas noticias, salieron positivas las pruebas y tu esposa tiene cáncer en su pecho. Y honestamente, me gustaría decirles que lo agarramos a tiempo, pero de uno a cinco, el de ella es como un cuatro, y nos gustaría ya mañana operar y hacer lo que se tiene que hacer.»

Y recuerdo que yo estaba ahí sentado con mi esposa, y pues los dos estábamos muy sorprendidos. Y aunque yo estaba, se supone, preparado para algo, no me estaba imaginando algo así.

Y el doctor dijo que querían operar mañana, y rápido. Y después querían empezar la quimioterapia y todo lo demás, ver qué se podía hacer, y entonces yo le dije al doctor: «Usted sabe que yo soy Pastor, y nosotros nunca hacemos algo nada más así, siempre oramos y buscamos la voluntad de Dios, y yo sé que usted dice que tiene que ser así, pero nosotros creemos en el Doctor de Doctores. Y vamos a buscar su rostro; yo respeto su opinión como doctor, yo sé que usted nos quiere ayudar y está haciendo lo que debe hacer, pero yo voy a orar un poco.» Y mi esposa me miró y me dijo: «Sí, vamos a orar y a ver cómo Dios nos dirige en todo esto.»

Yo me puse a orar y ayunar por once días, para que Dios me diera una respuesta. Pasaron once días y en esos días yo estudié un poco sobre el cáncer de mi esposa, leí tres, cuatro libros sobre lo que es y cómo se trata el cáncer, y qué es lo que ofrecen los médicos comparado a cosas naturales y pues todo esto. Es increíble cómo se puede uno educar rápidamente cuando lo necesita.

Y en esos días yo me eduqué sobre lo que era ese cáncer y al final de todo hablé con mi esposa, y mi esposa no tenía paz sobre la quimioterapia, tenía un gran temor de la quimioterapia porque en mi familia y en la familia de ella, a nuestros familiares, la quimioterapia en lugar de darles vida, los acabó.

Y temíamos eso y al fin mi esposa dijo: «¿Sabes qué? Yo no sé de ti, pero yo no tengo ningún problema de que me operen y me quiten el busto, pero yo no quiero entrar a la quimioterapia, me da mucho temor.» Y le dije: «¿Sabes? Yo también tengo esa misma idea, yo creo que vamos a dejar que hagan la cirugía,» porque ya el tumor estaba bien grande y le dolía mucho. Y dijo: «Pues vamos a hacerlo.» Llegamos con el doctor, y le dijimos: «Ya agarramos dirección de Dios y vamos a dejar que la operen.»

Operan a mi esposa y todo sale bien, y quieren los doctores entrar inmediatamente a la quimioterapia, pero les dijimos que no, que eso no íbamos a hacer, que íbamos a cambiar su dieta, que iba a comenzar a usar productos naturales y mi esposa de repente comenzó a usar puras cosas naturales, orgánicas, tremendo, el siguiente año comía bien, bien sano.

Íbamos bien, y entramos en este año y pensábamos que todo iba bien y en enero, de repente mi esposa comienza con una tos, y esta tos persiste y persiste, y pasan semanas y casi un mes, y yo le dije: «Me siento inquieto con esa tos» y mi esposa dice: «Pues vamos al doctor.» Y fuimos al doctor y le hicieron otros exámenes y desgraciadamente el cáncer se movió a los pulmones, y ella tiene ahora dos tumores enormes, uno en cada pulmón.

Y el doctor cuando vio eso nos dijo: «No veo mucha esperanza, la única cosa que les puedo decir, es que la quimioterapia podría reducirlos para que ella no sufra tanto con esa tos, pero no les podemos garantizar nada.»

Después de orar un tiempo, un día, mi esposa dijo: «Pues vamos a hacer la quimioterapia.» Y ahorita nosotros estamos en eso. La semana pasada acaba de tomar su cuarta sesión, de seis, cada tres semanas ella tiene que ir.

Y anteayer le hicieron otro examen, y Gloria a Dios, los tumores sí están sido reducidos, la quimioterapia sí está haciendo lo que debe de hacer. Ahora, eso no nos garantiza que se le va a quitar el cáncer, pero al menos ella puede respirar mejor y funcionar y si tú la ves, ni cuenta te das de que está enferma, porque ella nunca ha colgado su arpa. Nunca ha colgado su arpa. Yo de vez en cuando la he colgado, pero ella no. Y ella va bien, en el hecho de que sigue adelante y no sabemos, lo tomamos día tras día.

Pero yo les digo esto a todos ustedes porque en medio de todo esto, Dios me ha enseñado, que cuando uno necesita la gracia de Dios, la gracia de Dios va a estar ahí; pero si tú cuelgas tu arpa, no vas a experimentar la gracia de Dios. No la cuelgues.

¿Cómo es que uno se mantiene con su gozo? En Hebreos 12:2 nos dice la Biblia que pongamos nuestros ojos en Jesús. Les quiero mostrar una ilustración que creo que les va a ayudar mucho. Así es como mi esposa y yo nos hemos mantenido.

Supongamos que alguien se pone de pie sobre una silla, (y en esta ilustración,) él representa a Jesús, y alguien más se pone de pie sobre otra silla y lo mira de frente. Él representa a alguien que es salvo y tiene sus ojos en Jesús, y no quita sus ojos de Él. Ahora, alguien más está de pie sobre el piso, a sus espaldas, y representa un problema, una dificultad. Este representa al Diablo, y está detrás de él, pero no lo puede alcanzar.

Los problemas y el Diablo molestan a quien es salvo, y el que es salvo va a querer voltear, ver qué causa el problema, pero mientras él mantenga sus ojos en Jesús todo está bien. Dios le va a decir: «Yo sé cuáles son tus problemas, no voltees, Yo puedo ver lo que está pasando en tu vida, Yo me encargo.»  Alguien lo ofende, alguien habla mal de él, Dios le dice: «No voltees, mírame a mí»; alguien dice algo que no es cierto: «No voltees, mírame a mí.»

¿Por qué creen ustedes que el Señor, cuántas veces vemos en las Escrituras, dice la Biblia que no abrió su boca? Porque tenía la mirada en Su Padre, y el Padre le aseguraba que todo estaba bien: «Mírame a Mí, mírame a Mí y Yo voy a enseñarte a Ti quién eres y qué necesitas cambiar en Tu vida. No te preocupes por los demás, que ellos cambian. No te enfoques en esos problemas, en esas tragedias, Tú no puedes controlar eso: pon Tus ojos en Mí.»

Ahora, vamos a suponer, que en la ilustración ustedes pueden ver al problema molestando a quien es salvo, de dónde viene ese golpe, pero quien es salvo no lo ve, y quiere voltear; y ahora supongamos que él deja de leer su Biblia, deja de orar, deja de ir a la Iglesia, deja de escuchar predicación, todas las cosas que Dios usa para mantener nuestra relación con Él bien. Y cuando suceda eso, él no será influido por Dios porque quitó sus ojos de Él, y entonces voltea hacia atrás y podrá ver las dificultades, pero no podrá ver ni a Dios, ni la causa de los problemas, no verá que el problema es espiritual, verá que el problema es material, no verá al Enemigo que está detrás de él. Y cuando esto sucede, él se desespera porque dice: «Yo no puedo con esto, ¿qué voy a hacer?» y se voltea. Dios sigue diciendo: «No voltees, el Enemigo te quiere destruir, no cuelgues tu arpa, no dejes de cantar. Yo sé que es incómodo, también fue incómodo para Mí estar en la cruz por ti, pero Yo canté; fue difícil cuando me acusaron pero Yo seguí cantando; fue difícil cuando hablaron mal de Mí pero yo mantuve mis ojos en mi Padre, Yo no miré. Yo no pelee contra ellos porque Yo conocía que esto era más grande, que esto era espiritual, que el Enemigo tenía un plan pero no iba a lograrlo porque Yo mantuve mis ojos en el Señor.»

Por esto a veces la gente se va ofendida de la Iglesia, o se enoja cuando corrigen a sus hijos, porque el Pastor a veces pone el dedo sobre tu pecado y lo señala, y sales corriendo, porque quitas los ojos de Dios y Dios dice: «Esto es bueno para ti, tómalo.» A nadie le gusta la medicina, pero nos hace bien.

Yo tengo mis ojos en el Señor, si yo volteo ahorita y no pongo mis ojos en el Señor, esto va a ser lo que va a pasar conmigo. Yo de repente pienso: «¿Y si muere mi esposa qué voy a hacer? ¿Qué van a hacer mis hijos? ¿Qué van a hacer mis nietos que aún no han nacido? ¿Cómo voy yo a encargarme de criar a mis nietos sin mi esposa, o ser parte de sus vidas? ¿Qué voy a hacer en la Iglesia? ¿Puedo seguir siendo Pastor? ¿Puedo seguir trabajando con familias? ¿Qué me espera en mi futuro? ¿Cómo es que Dios me va a usar? ¿Qué voy a hacer con esto?» Yo tengo ya veintinueve años de casado, casi toda mi vida he conocido a mi esposa, ella es todo para mí, fuera de Dios, la Biblia dice que somos una sola carne. Yo y mi esposa nos hemos convertido en una sola carne, si se muere ella, se muere la mitad de mí.

¿Cuándo pienso así? Cuando quito los ojos de Él. Pero cuando yo tengo mis ojos en el Señor, yo no pienso en esas cosas. Yo pienso: «Dios está en control. Dios está obrando. Dios tiene un plan. Dios sabe lo que está haciendo. Dios me va a usar. Dios va a usar a mi esposa.» Mira el gozo de mi esposa. Mira cómo está alcanzando almas. Mira cómo está animando a otras hermanas. Mira cómo Dios está luchando para bien: «No voltees ahí, tú no puedes figurar lo que va a pasar sin ella, tú nada más mírame a Mí,» Dios me continúa diciendo.

No cuelgues tu arpa. Tenemos un Dios tremendo. Tenemos al Rey de Reyes, al Señor de Señores. No quites tus ojos de Él. Ponlos en el Señor.

«Péguenme por dónde quieran, yo no voy a voltear,» que por acá y por allá, y otra ofensa, y esta ofensa y «Ay, Señor, ya no aguanto,» y Dios dice: «Está bien, Yo estoy viendo todo, tú nada más mírame a Mí, mírame a Mí, todo está bien.» Contigo y con Dios, todo está bien.

Ay, Señor, ¿cuándo se acaba todo esto?: «En el otro lado, cuando estés conmigo en el Cielo, allá no hay ningún problema por toda la eternidad, sufre un poquito aquí en la Tierra.»

Esperemos que esto les haga entender la Guerra Espiritual un poquito mejor. No cuelgues tu arpa, sigue gozoso, sigue contento. Yo sigo siendo uno de los hombres más gozosos de toda la Tierra, aunque estoy en una prueba, que es la prueba de mi vida, pero yo sigo cantando.

¿Saben por qué estoy yo aquí, hoy? Porque tengo mis ojos en el Señor. Si no los tuviera en el Señor, me quedaría en mi casa preocupado; mi esposa me dice: «Deja de verme a mí, pon tus ojos en Dios, tú sal y predica, deja que Dios te use.» A veces Dios la usa a ella para levantarme a mí. No cuelgues tu arpa. Amén.